Qué son los seres vivos y sus características

Los seres vivos

Los seres vivos son todas las formas de vida que se han conocido en toda la historia. En estos se incluyen los seres vivos de pequeño tamaño que solo pueden ser detectados con el uso del microscopio.

Además de aquellos que son formas de ida de gran tamaño o en extremo complejas como, por ejemplo, los seres humanos. Los seres vivos son extremadamente diferentes en todos los sentidos, incluso hay diferencias entre esos que son de la misma especie. 

El origen de la vida es un evento que aún no se ha esclarecido del todo sino que sigue siendo un tema interesante para grandes debates.

Esto es porque los seres vivos se componen de elementos que vienen a ser los mismos que lo que conocemos como materia inanimada. Esto se confirma con el hecho de que dentro de los seres vivos se pueden encontrar elementos inorgánicos y algunos metales.

Características de los seres vivos 

Entre los seres vivos, aunque son muy diferentes, comparten ciertas características como la evolución, la inteligencia y la genética. Además también comparten las que se nombran a continuación. 

Se componen de una o más células

Esta viene a ser una de las pocas características que se convierten en fundamentales que los seres vivos comparten. Todos son seres en cuya composición hay una o varias células.

Las células son las partículas más diminutas que toman parte en la constitución de un cuerpo de algún ser vivo. 

Dentro de cada cuerpo de los seres vivos las células cumplen algunas funciones específicas. Estas pueden ser procesos de organización y de metabolismo, aunque se deben incluir muchos más. Es esto último lo que hace que cada ser vivo sea diferente a otro.  

Los seres vivos pueden ser unicelulares, es decir, estar compuestos de una sola célula o también pueden ser pluricelulares que sería de varias células. En el caso de los pluricelulares, respetando orden jerárquico. 

Necesitan homeostasis para sobrevivir

Esto lo que quiere decir es que necesitan estar en orden para poder organizarse y funcionar correctamente. Sin embargo siempre se tiene cierto nivel de entropía que se refiere a cierto grado o medida de desorden. 

Para poder obtener homeostasis, las células implementan algunas estrategias  que ayudan a mantener la estabilidad en el interior del ser vivo. Por ejemplo uno de estos procesos es el de regular la temperatura, el pH y la concentración de nutrientes.

Tienen irritabilidad

La irritabilidad es esa habilidad que tienen los seres vivos para reaccionar y relacionarse con el ambiente que les rodea. Es eso lo que hace  que los seres vivos puedan reaccionar a ciertos olores, sonidos y a otros estímulos. 

Aunque todos comparten esta misma característica, no todos reaccionan de igual forma. Todos los seres vivos necesitan interactuar con el medio ambiente. De igual manera los seres vivos también reaccionan a estímulos que son más bien internos como el hambre o la sed que ayudan a mantener el equilibrio vital. 

Procesos metabólicos

Se trata de ese proceso por el cual los seres vivos pueden obtener la energía de agentes externos, como por ejemplo el ambiente que les rodea. Esto también ayuda a mantener la organización dentro del organismo y en él se llevan a cabo dos procesos diferentes considerados también fundamentales.   

Uno de estos es el anabolismo que es el que se realiza cuando el mismo cuerpo, en el proceso de tomar nutrientes, consume su propia energía. El otro proceso es el catabolismo y es cuando se tienen que descomponer esos mismos nutrientes para poder obtener nuevas sustancias liberando energía en el proceso. 

Crecimiento y desarrollo

Estas dos características de los seres vivos se llevan a cabo gracias al metabolismo que se encarga de proveer la energía que se necesita para vivir. Además de brindarle cada insumo que se convierte en estrictamente necesario para tareas como crecer y desarrollarse. 

Todos los procesos que son inherentes en la vida, se hacen utilizando energía y materia lo que se considera necesario si es que el individuo quiere vivir y alargar considerablemente la vida de su especie. 

Los seres vivos se reproducen

Esto se usa como una estrategia para que los organismos vivos puedan multiplicarse y prevalecer o sobrevivir a los cambios que se puedan presentar. Es como un mecanismo de supervivencia de la misma especie. Esto se puede conseguir de dos maneras como por ejemplo la reproducción asexual que es la que lleva a cabo un mismo ser vivo. En este proceso no se necesita la ayuda de ningún agente externo  todos los individuos nuevos serán la copia fiel y exacta de su predecesor. 

En caso de ser una reproducción sexual entonces se necesitan dos seres vivos siendo este un método más complejo que el anterior. En este caso se mezcla el material genético de los dos participantes dando como resultado un ser vivo totalmente diferente aunque mantiene algunas semejanzas con sus predecesores. 

La adaptación

Entendemos que la vida puede ser algo complicada debido a todo los cambios a los que nos tenemos que enfrentar como seres vivos día a día. Sin embargo esto entra en lo que es el proceso de adaptación. Es totalmente necesario para poder adaptarnos y así evolucionar con el pasar de los años.

Es una competencia entre los seres vivos pues todos se deben enfrentar a retos diferentes diariamente. Esto quiere decir que ninguna de las especies que viven en la actualidad fueron así en el principio de la vida. Son, más bien, el resultado de muchos procesos de adaptación que han tenido que atravesar en toda su existencia. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *