Célula animal: qué es, ejemplos, concepto y definición

La célula animal

Los animales son seres vivos que están constituidos por células que son de tipo eucariota. Estos seres vivos pueden ser unicelulares, es decir, que son constituidos por una sola célula, o pueden ser pluricelulares que son los que son constituidos por muchas células y resultan ser los organismos más complejos que existen. En cuanto al tamaño y la forma de cada célula animal es muy difícil establecer una con total seguridad puesto que ellas van tomando formas no muy regulares por lo que pueden variar de forma y tamaño dependiendo de los procesos o el medio en el que subsistan , sin embargo la mayoría de ellas mantienen algunas características en común y es que todas son de un mínimo tamaño, tanto así que para observarlas hacen falta instrumentos tecnológicos como, por ejemplo, un microscopio. Además de todo esto se debe destacar que en estas células el núcleo y citoplasma permanecen contenidos dentro de una membrana espacial.

Partes de la célula animal

A lo largo de los años y a raíz de todas las investigaciones que se han hecho a través de ellos, se conoce que las células animales están constituidas por muchas partes que conforman todo un sistema de vida completo, a continuación te comentamos algunas de ellas:

  • El núcleo: Es lo que se conoce como cerebro celular pues es donde se maneja todo el funcionamiento y los diferentes procesos que lleva a cabo de la célula. Además dentro del núcleo se encuentra concentrada toda la información genética en forma de ADN que se presenta en forma de cromosoma, igual que en el caso de las proteínas.
  • Membrana plasmática: Se trata de una delgada capa protectora cuya función principal es controlar lo que circula desde y hacia el interior de la célula. Se dice que es semipermeable porque solo ella decide qué es lo que la traspasa, siendo así un mecanismo protector de gran potencia para la célula completa.
  • Citoplasma: Se trata de un fluido incoloro y viscoso en donde se encuentran resguardados los organelos y las moléculas que componen la célula animal. El citoplasma abarca casi la totalidad de la célula, solamente deja por fuera al núcleo.
  • Citoesqueleto: Las proteínas construyen unas estructuras como si fuera un entramado tridimensional que sirve como soporte para el interior de la célula. Además también ayudan en procesos como la división celular, en su tráfico y transporte. Este citoesqueleto es el encargado de darle forma a la célula.
  • El nucleoplasma: Se trata de una especie de capa que se encuentra envolviendo al núcleo con el fin de proteger y servir de filtro ya que a través de sus microporos pueden salir y entrar ciertas sustancias.
  • Centriolos: Estos funcionan como organizadores para el ensamble en plena división celular. Su constitución es bastante clara pues su forma es cilíndrica y tienen nueve tripletes hechos de microtubos que a la vez pertenecen al citoesqueleto.

Ejemplos de la célula animal

Dentro del diverso mundo de células animales, existen algunas que poseen características especiales, como por ejemplo:

  1. El huevo: Este viene siendo el tipo de célula animal que puede llegar a ser la más grande que se conoce, al menos hasta ahora. Se sabe que un huevo, como el del avestruz, puede llegar a pesar un kilogramo y medio. Dentro del huevo existen células que están dando forma a un nuevo ser vivo que tendrá las características exactas del ADN de las células de sus predecesores.
  2. La neurona: Las neuronas están formadas con células que tiene funciones especiales para el sistema nervioso. Estas células pueden recibir información para luego transformarla a señal eléctrica y enviarla como señal química,
  3. Glóbulos rojos: Estos son los encargados de llevar el oxígeno desde los pulmones hasta el último espacio del cuerpo animal y luego hacer el camino de vuelta pero trayendo consigo el dióxido de carbono. Viajan usando los vasos sanguíneos por medio de la sangre y de esta manera alcanzar todas las neuronas posibles.

Funciones de la célula animal

Las células son las encargadas de la totalidad de los procesos que tiene el cuerpo y estos procesos incluyen la producción de energía y proteínas. En el cuerpo humano existen más de doscientas tipos de células que son muy diferentes, en los glóbulos rojos se transporta el oxígeno, estos tienen también la hemoglobina y no tienen núcleos, de esta manera puede llevar dentro de ella mucho más oxígeno.

De igual manera existen células múltiples que son las que forman los tejidos y todo funciona como una cadena por ejemplo los tejidos forman los órganos como el corazón, los pulmones, el cerebro, etc. Estos órganos funcionan junto a los diferentes sistemas orgánicos y estos varían según la especie. Por ejemplo en el caso de los insectos que sus sistema circulatorio es abierto y la sangre es bombeada de manera directa a la cavidades corporales rodeando todos los tejido. En el caso de los que se consideran dentro del grupo de los vertebrados donde están los peces, las aves y los mamíferos, ellos tienen un sistema circulatorio cerrado donde la sangre se encuentra dentro de los vasos sanguíneos y viajan a los tejidos. Entonces comprendemos que las células son las que construyen los sistemas orgánicos.

En la célula animal el núcleo está unido a la membrana y además contiene otros organelos celulares que realizan actividades especiales que resultan de mucha importancia y hasta son necesarias para el correcto funcionamiento de cada célula.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *