Enlace covalente: qué es, tipos y ejemplos

Los enlaces covalentes

Se trata de esa unión especial donde se da lugar el cambio de electrones entre un átomo y otro. Es este enlace lo que hace que un átomo se convierta en rosa una unidad completa que es lo que conocemos como molécula. Los electrones que se encuentran más externos son los que ayudan a que los átomos puedan tener cierta interacción, formando así los enlaces. 

Se trata pues de una fuerza cuyo propósito es mantener muy unidos a los átomos para que estos formen entonces los compuestos y las moléculas. Es importante tener en cuenta que, en el caso específico de los enlaces covalentes, lo que se ve es un compartir de electrones entre átomos y no una transferencia. Esto último es lo que sucede comúnmente en los enlaces iónicos. 

En el año 19919 fue usada por primera vez la palabra covalencia para referirse a este tipo de enlaces por Irving Langmuir en un artículo que se publicó en Journal of the Américan Chemical. En este artículo se explicó por qué se le daba este nombre a estos enlaces. 

Características del enlace covalente

Como una de sus características podemos decir que en un enlace covalente se establecen diferentes elementos que no contienen metal, es decir, que son no metálicos. En este caso podemos ver el hidrógeno H y el cloro C, por ejemplo. Estos se encuentran de manera natural en las diferentes moléculas que son diatómicas que permaneces unidad debido a este tipo de enlaces. Cuándo se da un enlace covalente, se pueden crear algunas moléculas que se consideran fáciles de separar. Esto es así porque para lograrlo se usa mucha menos energía que en el caso de los compuestos iónicos. 

Además podemos decir que un enlace covalente se crea con mucha mayor fuerza cuando es entre dos átomos que son iguales en su electronegatividad. En estos enlaces se debe incluir entonces aquellos que son simples, dobles y triples. Es decir, esos donde dos, cuatro o seis electrones se comparten, de manera respectiva. Por ejemplo y para hacer simple esta explicación, podemos decir que un compuesto que es orgánico etano H3C-CH3, se presenta una unión entre dos carbonos  entre un carbono y un hidrógeno. Esta sería una unión simple. Sin embargo en el eteno H2C=CH2 se comparten dos electrones por lo que se trata de una unión doble. 

Tipos de enlaces covalentes

  • Enlace covalente simple: Es el que se crea con un solo electrón que puede ser que pertenezca al último nivel en cuanto a energía se refiere. Este tipo de enlaces se representan usando una línea o guión que separe el nombre de los electrones unidos. Por ejemplo: H-H, Cl-Cl. 
  • Enlace covalente doble: En este caso nos referimos  los que se forma con dos electrones que se han compartido. Es decir, que los dos electrones pertenecen al mismo nivel de energía que suele ser el último, dentro de cada átomo. Este tipo de enlaces se representan de la siguiente manera: O=O. 
  • Enlace covalente triple:  Son esos que normalmente se forman de un trío de electrones compartidos. Esto quiere decir que los electrones perteneces, en cada átomo, al último nivel de energía. Normalmente se puede representar de la siguiente manera:  NN.
  • Enlace covalente de coordinación o dativo: Se presenta cuando dos electrones es compartidos por medio de un par de átomos. Sin embargo un mismo átomo es el que separa los dos electrones. Se acostumbra representar de la siguiente manera: (). 

Enlace covalente polar y apolar

  • Enlace covalente polar: Este es el que aparece cuando se forma un enlace entre unos átomos que tienen diferentes elementos. En este caso la diferencia en la electronegatividad busca siempre ser superior a 0,4. El átomo que tiene más carga electronegativa en su núcleo es el que atrae a los electrones. Eso ocurre cuando se generan las moléculas que forman una nube en donde se concentran dos zonas. Una con carga positiva y otra con carga negativa. 
  • Enlace covalente apolar: Es aquel que se forma a partir de un par de átomos que son iguales. Sin embargo poseen una única diferencia que es de electronegatividad la cual se debe mantener en cero o en un rango mucho menor a 0,4. Los dos núcleos son capaces de atraer a los electrones con una intensidad parecida lo que genera moléculas con una nube electrónica uniforme.  

Sustancias covalentes

En cuanto a las sustancias covalentes se pueden encontrar de dos tipos que son las siguientes: 

Las primeras son las sustancias covalentes moleculares, en estos enlaces se crean algunas moléculas en las que se pueden encontrar las siguientes propiedades:

  • Temperaturas bajas de ebullición y fusión.
  • Se pueden presentar como sólidos, líquidos o gaseosos. Esto en una temperatura de 25 ºC aproximadamente. 
  • En estado sólido tienden a ser blandos. 
  • Aíslan el calor y la corriente eléctrica. 
  • En cuestiones de solubilidad se presenta que cada uno se disuelve en su igual. 

Están también las sustancias covalentes reticulares que son aquellas sustancias que se forman con redes cristalinas. Estas deben contener un número no definido de átomos siendo igual a los compuestos de tipo iónico. En estas sustancias se encuentran las siguientes propiedades: 

  • Su temperatura de ebullición y fusión son muy elevadas.
  • Manteniendo condiciones normales, se presentan en un estado sólido. 
  • Normalmente estas sustancias son algo duras.
  • En todos los casos, excluyendo el grafito, son sustancias aislantes. 
  • Todas son sustancias totalmente insolubles.
  • Uno de sus ejemplos pueden ser el cuarzo y el diamante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *