Lípidos (qué son, tipos y ejemplos)

¿Qué son los lípidos?

Se trata de un conjunto compuesto por moléculas que son orgánicas donde la mayoría de ellas son biomoléculas. Estas se constituyen por hidrógeno, carbono y un poco de oxígeno que son las cadenas que se forman hidrocarbonadas alifáticas o, en algunos casos, aromáticas.

En este caso también se pueden presentar algunas que pudieran contener algo de nitrógeno, fósforo y azufre. Se trata de moléculas que son hidrófobas pues son insolubles en el agua pero sí en algunos disolventes orgánicos que no son polares como el benceno o la bencina. Esto es lo que hace posible la extracción de estos usando estos últimos disolventes nombrados. 

Algunos tienden a llamar grasas a los lípidos, siendo este un término totalmente equivocado pues las grasas, que sí son lípidos, son solo un tipo de ellos. Claro que esta confusión es entendible cuando vemos que se trata del tipo de lípidos que viene de los animales y se encuentra distribuido  más abundantemente en los organismos vivos.

Comprendemos entonces que los lípidos son de mucha importancia en todos los organismos vivos en los cuales pueden cumplir algunas funciones como, por ejemplo, el conservar o reservar energía. Además pueden ayudar con algunas estructuras como la de las bicapas o los fosfolípidos. Los lípidos pueden hacer funciones reguladoras como las hormonas esteroides.

A los lípidos también se les es atribuida la capacidad de poder aislar naturales porque no pueden conducir el calor de forma correcta.Los lípidos son de gran importancia para los organismos vivos porque son los que ayudan a desempeñar algunas funciones vitales.

En este sentido es importante crear conciencia ya que algunas personas se dan a la tarea de eliminar la grasa de sus dietas diarias. Esto puede traer consigo consecuencias graves a largo plazo por lo que no se debe caer en este error.

Características de los lípidos

Como una de sus características podemos decir que los lípidos son esas moléculas que se encuentran en el cuerpo. Unos lípidos se forman con algunas cadenas alifáticas que pueden ser insaturadas o saturadas. Además pueden ser lineales y sólo algunos de ellos poseen anillos.

Oros son flexibles y otros rígidos o en algunos casos semiflexibles. Se puede presentar casos donde contengan algún puente hidrógeno y otros en los que sólo tengan carbono libre. 

Es importante comprender también que muchos de estos lípidos pueden tener carácter no polar, es decir que puede ser que manifieste cierto rechazo al agua.

Esto se traduce en una mala interacción con algunos de los solventes líquidos, pues en el caso de la gasolina o el cloroformo sí son aceptados. Se puede considerar que otra forma o parte de su estructura sí puede tolerar el agua, es decir que no la rechaza.

Lo que se traduce en que sí tiene buena relación con todos los solvente líquidos o polares. Además es importante aclarar que cuando una de estas moléculas tiene sólo una región que no tolera el agua y la otra sí, entonces es de carácter anfipático. 

En la parte que no es tolerante al agua se encuentran esos átomos que son de carbono y que además se han unido a los átomos de hidrógeno, por ejemplo como la cola de los ácidos grasos. La región que sí tolera el agua, es decir la hidrófila, está compuesta por grupos polares que tienen cargas eléctricas, como por ejemplo el hidroxilo del colesterol. 

Se debe conocer además que una parte de los lípidos se componen por cadenas largas de hidrocarburos. Estas pueden tener forma de cadena alifática saturada como un enlace simple o pueden ser insaturadas de las que se unen por enlaces dobles. 

Funciones de los lípidos

Existen diferentes funciones biológicas que son llevadas a cabo por los diferentes tipos de lípidos. Entre estas funciones se encuentran las siguientes: 

  • La reserva de energía: En este caso actúan los triglicéridos como la principal reserva para la energía. Esto se puede ver en los animales en donde sólo un gramo de esta grasa es capaz de producir hasta 9,4 kilocalorías. Esto dentro de lo que son las diferentes reacciones metabólicas de oxidación. En el caso de los glúcidos o las proteínas, solo producen 4,1 kilocalorías por cada gramo. 
  • Las funciones estructurales: Aquí los fosfolípidos, el colesterol y los glucolípidos son los protagonistas. Ellos son los que forman las bicapas lipídicas que contienen las membranas celulares. Además están los triglicéridos que se alojan en el tejido adiposo son los que se encargan de cubrir y proporcionar mucha consistencia a algunos órganos. Además de brindarle protección mecánica o actuar como aislante térmico. 
  • Las funciones reguladoras. Estas también se conocen como las funciones hormonales o de comunicación celular. Son aquellas donde las vitaminas del tipo liposolubles y de naturaleza lipìdicase encargan de regular el metabolismo. Aquí también participan las hormonas asteroides que además ayudan con las funciones de reproducción con la ayuda de los glucolípidos. Estos últimos también actúan como receptores pero de las membranas. 
  • Funciones transportadoras: Son un medio de transporte construido solo por lípidos que van desde el intestino y hasta un lugar específico de destino. Esto se realiza usando lo que se conoce como emulsión que se logra gracias a las lipoproteínas y los ácidos biliares. 
  • Funciones térmicas: En este caso específico se en actual a los lípidos como unos perfectos reguladores térmicos en el organismo. Esto lo que hace es evitar que en el organismo donde actúan ocurra una pérdida de calor. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *