Qué es el Sistema digestivo, sus partes y ejemplos

El sistema digestivo

Se trata de un conjunto compuesto por órganos y algunos conductos que ayudan a que la alimentación y la absorción de los nutrientes que contienen los alimentos que se ingieren, pueda hacerse de una forma correcta.

Este sistema se encuentran en el cuerpo humano y en cuerpos animales que se consideran superiores. Es un proceso de absorción de nutrientes se le conoce como digestión y es ahí donde todos los alimentos que se consumen se convierten en la energía.

Esta misma energía es la que se usa para el correcto desarrollo y sostenimiento de las formas de vida que cuentan con este proceso. 

El sistema o aparato digestivo abarca todos los órganos que son necesarios para llevar a cabo este proceso. Es decir que cuando los alimentos son introducidos en la boca hasta que el material restante es expulsado por medio de las heces fecales. Es entonces un sistema complejo el cual es vital y en el que intervienen diferentes órganos cada uno de ellos con funciones específicas.

Componentes del sistema digestivo

En el cuerpo humano, es aparato digestivo está compuesto por los siguientes órganos. 

La boca y las glándulas salivales

 Éstas se ubican al principio de todo el sistema digestivo pues es en donde los alimentos ingresan dentro del cuerpo humano. Allí se encuentran los dientes que son los que se encargan de triturar los alimentos para que sea más fácil su entrada al organismo.

Además, las glándulas salivales comienzan a liberar más saliva de lo normal para humedecer los alimentos cuando están siendo masticados. 

El esófago

 Es una especie de tubo que está conectado a la garganta por el cual se transporta la comida, debidamente triturada y humedecida, hacia el estómago. Este tubo o conducto atraviesa el cuello y pasa por el tórax para luego entrar al diafragma a través de un agujero especial. 

El estómago

Es esa parte del sistema digestivo que funciona como un depósito donde la la comida se almacena. En este lugar es donde las células que componen el estómago, comienzan a liberar enzimas y ácidos gástricos. Estos jugos, que básicamente están compuestos por ácido Clorhídrico, impregnan la comida y la prepara para pasar a la siguiente etapa del proceso digestivo. 

El páncreas

Se trata de una glándula que está ubicada de manera que siempre está en contacto con el intestino y, además, se encarga de verter su jugo pancreático en el duodeno. Este líquido es totalmente necesario e indispensable para poder realizar el proceso digestivo.

Unido a esto se conoce que es el páncreas el que produce la insulina que actúa como un procesador para el azúcar que pasa a  la sangre por medio del intestino. 

El hígado y la vesícula biliar

El hígado es una víscera que se considera la más grande del cuerpo pues pesa un aproximado de kilo y medio. Este es el encargado de liberar la bilis en el organismo. La bilis es un líquido que es estrictamente necesario para que se pueda dar la absorción correcta de las grasas. Esta bilis primero se acumula en lo que es la vesícula biliar y luego toma su camino hacia el duodeno. 

El intestino delgado

Es un órgano del aparato digestivo al que va desde el duodeno y recorre su camino hasta llegar a la válvula ileocecal. Es entonces sólo la primera parte de todo el intestino y se encuentra lleno de una especie de vellosidad donde se da la absorción de todos los nutrientes de los alimentos consumidos. Este trozo del intestino mide aproximadamente de 6 a 7 metros de largo. 

El intestino grueso

El intestino grueso es la otra parte que compone todo el intestino y termina justo donde se encuentra el recto Este trozo tiene una medida aproximada que va de los 120 a los 160 centímetros de longitud. Es el lugar donde se comienzan a formar las heces fecales. Es decir, en donde termina todo el proceso digestivo.

El ano

Se conoce así a esa abertura anal por donde son expulsadas las heces fecales hacia el exterior del cuerpo humano. En el ano se encuentra el esfínter anal el cual al hacer movimientos permite dicha expulsión de forma correcta. 

Las funciones del sistema digestivo

En todo este proceso que se lleva a cabo gracias a los órganos del aparato digestivo se cumplen cuatro funciones que se consideran básicas. 

El transporte

Este es un proceso mediante el cual los alimentos son transportados por el aparato digestivo. Este camino comienza en la boca, pasa por el estómago, luego pasa los intestinos y de ahí al exterior del cuerpo.

La secreción

Esta función comienza cuando los alimentos, debidamente triturados, llegan al estómago. Ahí es sometida a los jugos gástricos que se encargan de disolver todo a su mínimo componente químico. 

La absorción

Es una función considerada la más importante de todo el proceso digestivo que se lleva a cabo usando los alimentos que quedan en el estómago. La idea o misión es absorber todos los nutrientes, las proteínas, los aminoácidos, los azúcares, etc. Estos terminan siendo reducidos al mínimo tamaño posible para luego poder incorporarlos al organismo.

La excreción

Esta es la función final de todo el proceso digestivo. Se realiza en el recto y el ano pues se trata de la expulsión de todos los desechos que no fueron absorbidos en los intestinos.es una función de mucha importancia ya que además de desechar eso que no se usa, sirve para liberar espacio y continuar con el siguiente proceso digestivo. El aparato digestivo desde la boca hasta el ano tiene una medida aproximada de 11 metros de largo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *