Crisis de 1973 y Tercera Revolución Industrial

La Crisis de 1973

También conocida como la Crisis del petróleo de 1973, esta crisis comenzó en Octubre de 1973. Exactamente cuando los miembros de la Organización de Países Árabes Exportadores de Petróleo decidieron en conjunto hacer un embargo de petróleo. Este embargo era un símbolo de castigo dirigido mayormente para aquellos países que estuvieran a favor o aliado a Israel en la Guerra de Yom Kippur. 

Las naciones que fueron afectadas directamente y a quienes se les atribuyó este embargo fueron Japón, los Países Bajos, Estados Unidos, Canadá y el Reino Unido. Pero no solo fueron ellas quienes se vieron afectadas sino que también, a medida que fue pasando el tiempo, este embargo se extendió a Portugal, Rhodesia y Sudáfrica.

Cuando se produjo el final del embargo se vio que el precio del petróleo tuvo un aumento irracional del 300%, llegando a 3 dólares por barril y, a casi 12 dólares a nivel mundial. Los precios se mantuvieron significativamente más altos en los Estados Unidos. El embargo hizo provocar una crisis del petróleo con un sin fin de efectos a corto, mediano y largo plazo en la política global y en la economía global.  

Efectividad del embargo

El embargo duró un periodo de un año que comenzó en 1973 hasta 1974 . Dado que las fuerzas israelíes se mantuvieron firmes al no dejar abandonar la Línea del Armisticio de 1949 retirar. Por tal motivo se dice que el embargo fue un fracaso total, ya que los países que fueron el blanco del embargo no cambiaron sus políticas el problema árabe-israelí. 

Historiadores creyeron que los cambios que serían a largo plazo fueron creados por el aumento de la OPEP en el precio del petróleo público, y no por el embargo de la OAPEC. Y otros historiadores creían que el embargo rehizo la economía internacional.

A largo plazo, se dice que el embargo de petróleo pudo cambiar la naturaleza que llevaba la política en Occidente, para una mayor exploración. Esto para llevar a cabo investigación de energía alternativa y conservación de energía. Además de una política monetaria más restrictiva para poder combatir mejor la inflación. 

Efectos económicos inmediatos

Los efectos del embargo fueron vistos de una manera casi que inmediata. La OPEP ejerció presión y obligó a las empresas petroleras a aumentar drásticamente los pagos. El precio del petróleo se cuadruplicó en 1974 y llegó a US $3 a casi US $12 por barril  ($75 por metro cúbico). Lo que es un equivalente en dólares de 2018 a un aumento de precio de $17 a $61 por barril. 

Este aumento produjo grandes cambios de precios, e incluso un gran efecto dramático en las principales naciones exportadoras de petróleo. Esto ya que se consideró que aquellos países del Medio Oriente, que habían estado bajo el dominio de las potencias industriales por mucho, tiempo habían tomado el control de un producto vital. Las naciones exportadoras de petróleo comenzaron a acumular una gran riqueza.

Las naciones exportadoras tomaron la iniciativa de distribuir algunos de los ingresos en forma de ayuda a otras naciones subdesarrolladas. Las mismas  a las que sus economías se habían visto atrapadas entre los precios alterados del petróleo y los precios más bajos de sus propios productos de exportación. En medio de la contracción de la demanda occidental. Mucho de estos ingresos se destinó a la compra masiva de armas que exacerbó las tensiones políticas, especialmente en Oriente Medio. 

Tercera revolución industrial

La Tercera Revolución Industrial es conocida como un proceso que viene totalmente definido por los cambios que están siendo operados en diferentes sectores. Este proceso es tan presente en la vida diaria de muchas personas a nivel global en áreas como las comunicaciones o la energía.

La Tercera Revolución Industrial, es considerada como un proceso multipolar, que es liderado por los países como Estados Unidos, Japón y la Unión Europea. Sus inicios fueron a mediados del siglo XX pues este se vincula con el término Sociedad de la Información. No existe consenso en una fecha concreta para poder determinar su fin.

Este concepto fue lanzado por el sociólogo y economista norteamericano Jeremy Rifkin. Luego, fue recogido y avalado por entidades e instituciones, como el Parlamento Europeo en el 2006. Su base es la confluencia y complementariedad de las nuevas tecnologías de comunicación  y energía.

Las bases de la Tercera Revolución Industrial

En la Primera Revolución Industrial se asentaron y perduran elementos como el uso del carbón y para la concentración de capitales, entre otros. La Segunda Revolución Industrial se enfocó en perdurar sobre el desarrollo del ferrocarril y la introducción de otros combustibles fósiles, como el petróleo. En cambio, la Tercera Revolución Industrial lo hace muy diferente y es que permanece sobre la base de unas tecnologías muy diferentes. De tal modo que el nexo de unión con las anteriores es mucho menor.

Como se conoce, la Tercera Revolución Industrial, se asienta sobre las nuevas tecnologías de la información y la comunicación. Así como en las innovaciones que hoy permiten el desarrollo constante de energías renovables. Como consecuencia de las potencialidades de estos dos elementos actuando conjuntamente, se prevén grandes cambios en diversas áreas. 

En la historia nunca se había visto que se haya llegado a unas cotas tan altas de interactividad e intercomunicación Esto al tiempo que las nuevas innovaciones en materia energética podrían tomar un significado para un cambio tan sustancial. Así como el que se prevé con el desarrollo y explotación de fuentes renovables de energía. 

, Crisis de 1973 y Tercera Revolución Industrial, Estudianteo

Importante: Si quieres utilizar como fuente el contenido de Estudianteo, asegúrate de citar al autor del artículo y de enlazar a la página web de origen con un enlace (Estudianteo) para respetar el Copyright del contenido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *