Diferencias entre cubismo analítico y sintético

¿Qué es el cubismo?

El cubismo fue conocido por haber sido un movimiento artístico, cuyo término fue acuñado por Louis Vauxcelles, un crítico francés. Fue desarrollado entre 1907 y 1924, creado por Pablo Picasso y Georges Braque. También fue considerado una tendencia esencial, ya que dio paso al resto de personas y obras innovadoras del arte y cultura europea.

Asimismo, el cubismo es tomado como la primera vanguardia, ya que rompió la perspectiva, un estatuto del arte renacentista que estaba vigente a principios del pasado siglo XX. 

Dentro de los cuadros cubistas se esfuma esa perspectiva tradicional, tratando a las formas de la naturaleza como formas geométricas. Esto por medio de la fragmentación de líneas y superficies. Esto hacía que las pinturas no tuviesen relación con cómo se veían los objetos en el mundo, su apariencia, sino con lo que ya se sabe de ellas. Al no poseer una referencia naturalista inmediata es complicado comprender una obra en su resultado final.

Pese a lo innovador de la idea, los géneros que se pintan con esta técnica no son inusuales. Podemos hallar paisajes, retratos y bodegones. Las pinturas carecen de los colores tan sugerentes muy comunes en el impresionismo, y se le da protagonismo a tonos pictóricos apagados, como verdes, grises y marrones. Era muy común el monocromatismo.

Cubismo analítico

También conocido como «cubismo hermético», es una de las dos tendencias del cubismo creada en 1909 por Braque y Picasso. El Cubismo analítico fue la primera de ellas. En esta tendencia, la pintura es casi monocroma en gris y ocre. 

No obstante, los colores en sí carecían de importancia, puesto a que lo que interesaba eran los diversos puntos de vista y la geometrización. Para ello, desarrollaron un «nuevo lenguaje», el cual analiza la realidad descomponiéndola en varios elementos geométricos. Con esto lograron multiplicar los puntos de vista, y con ello dejaron de lado por completo la unidad del punto de vista perteneciente a la perspectiva renacentista.

El cubismo analítico fue llamado hermético puesto a que, gracias a los puntos de vista presentados, algunas obras parecían más bien arte abstracto. Esto se debió a que los planos en la pintura llegan a independizarse en relación al volumen. Lo que hace complicado decodificar la figuración, ya que se tenía que reconstruir el objeto mentalmente con esas imágenes. La falta de color no ayudaba, ya que los colores presentados no estaban relacionados con los del objeto.

Con esto, el mismo cubismo recibió críticas muy fuertes, sobre todo rechazo de los tradicionalistas de la pintura. Esto porque el cubismo planteaba mucho estatismo y adhesión a lo figurativo. También por la falta de movimiento en las obras, que daba un contraste con un mundo dinámico.

Varios cubistas se vieron afectados por estas críticas, y crearon obras influidas por el futurismo. Sin embargo, pese a que era complicado desligar al cubismo de la abstracción, es notable hoy día que están sujetos a una representación figurativa de las cosas en la realidad. Es así ya que se seguían viendo botellas, cuerpos humanos o sillas aunque estuvieran descompuestas en formas geométricas.

Cubismo sintético

En 1911, Braque presenta su obra El portugués en donde aparecen palabras y números. Esto abrió paso a una nueva vía que condujo al cubismo a su segundo período, conocido como cubismo sintético. El artista era el primer en dar uso de la caligrafía, y que en diversas ocasiones intentó imitar la madera o el mármol, pegando papeles directamente sobre la pintura. 

Picasso y Braque estaban incorporando material gráfico, tales como páginas de diario o papeles pintados, técnica conocida como collage. En esas obras el color era más rico que en las anteriores pertenecientes a la pasada fase del cubismo. 

Estas mismas obras poseen más simpleza, y es más sencillo entender sus figuraciones, viéndose claramente lo que desea ser representado. Los objetos ya no eran reducidos a volúmenes y planos expuestos en diferentes perspectivas hasta volverse irreconocibles. 

Durante este período Juan Gris realiza una pintura mucho más libre y colorista, siendo ésta Place Ravignan. Se ve una naturaleza muerta ante una ventana abierta muy emblemática, en la que el exterior es representado de la manera tradicional usando perspectiva renacentista. Al mismo tiempo, se ve que el interior es de formas deconstruidas y compuestas por varios puntos de vista con planos quebradizos.

No obstante, la Primera Guerra Mundial dio fin a la era que más obras de cubismo entregó.  Solo que ahora los objetos quedaron reducidos a su esencia geométrica. 

Diferencias entre cubismo analítico y sintético

Para diferenciar al cubismo analítico del cubismo sintético solo basta con leer algo de lo ya mencionado. Una de las cosas en las que más se diferencian estas dos etapas del movimiento artístico son su composición y los colores.

En su composición, podemos notar que el cubismo analítico está compuesto por formas geométricas bastante notorias y marcadas. Además en diversas ocasiones era su propia composición la que hacía difícil el visualizar claramente lo que se quería representar.

Por otro lado, la composición del cubismo sintético era más sencilla. Esto hacía que las obras fueran más figurativas, y por ende más fácil ver lo que se plasmó en la pintura.

Asimismo, al ver obras de estas etapas del cubismo es sencillo diferenciar una de la otra por su color. Y es que el cubismo analítico está compuesto principalmente de colores monótonos con tonalidades oscuras. Mientras que el sintético posee una paleta de colores más amplia y llamativa. 

, Diferencias entre cubismo analítico y sintético, Estudianteo

Importante: Si quieres utilizar como fuente el contenido de Estudianteo, asegúrate de citar al autor del artículo y de enlazar a la página web de origen con un enlace (Estudianteo) para respetar el Copyright del contenido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *