Edad Moderna

La Edad Moderna

La historia universal se divide en varios periodos, uno de ellos es la Edad Moderna, específicamente el tercer periodo. Este se comenzó a vivir cerca de los siglos XV y XVIII, se ubica justo entre la Edad Media y el periodo que conocemos como la Época Contemporánea. 

La característica más distintiva que se tiene de este período específicamente es que fue tomado como uno para afianzar las ideas de progreso. Estas ideas abarcan áreas como la razón y la comunicación los cuales se consideraban valores de la modernidad.

Además que estos valores se mantendrían establecidos hasta los tiempos actuales lo que es totalmente opuesto a las ideas del Oscurantismo que se mantenía en la Edad Media. 

Las naciones que se coronaron como las grandes protagonistas de este periodo de la historia, fueron el occidente de Asia y luego se unió el de América. Es por esto que, de todas las divisiones de la historia universal, esta se toma como una eurocéntrica pues las tierras y civilizaciones occidentales estaban un poco restringidas. 

A este periodo también se le conoce como la era de los descubrimientos porque fue donde surgió la economía mundial. Esto también nos da a entender que fue una época de cambios positivos que impactan en todo el mundo. 

Características de la Edad Moderna

Fue una etapa de grandes cambios que se pudieron sentir en diferentes áreas. Es por esto que sus características están descritas en función de esos cambios. Entre todos estos acontecimientos podemos nombrar los siguientes.

Los cambios de la Edad Moderna en la política

Se considera que muchos de los cambios vividos en la Edad Moderna comenzaron a verse en tiempos de la Edad Media, justo cuando la burguesía comenzó a notarse en mayor medida. Fue esta misma burguesía la que asumiría, tiempo después, el papel político sustituyendo así al antiguo clero. 

Esto fue tomado como una auténtica revolución en lo político y en lo social que se anunció por primera vez como tal en la conocía Revolución Francesa en el año 1789. 

La conocida escisión que ocurrió entre la iglesia y el estado fue otro suceso importante que marcó esta era. Esto ocurre de forma paulatina al tiempo que los reinos antiguos comenzaban a devengar naciones y estados.

Todo esto qiere decir que todos los códigos que se conocían de la ley y todas ls regulaciones dejaron de obedecer a creencias religiosas. Las mismas disposiciones sociales también lo hicieron y desarrollaron leyes nuevas. 

Los cambios de la Edad Media en la economía

Ocurrió un encuentro interesante entre naciones como América, Eurasia y Australia lo cual dio la entrada a lo que fue la construcción del mercado de bienes. Este mercado funcionó a nivel mundial y contó con grandes reinos como lo son el asiático y el europeo.

Un punto negativo qe se vivió en este periodo es que la esclavitud fue propiciada. Sin embargo esto también ayudó a impulsar la economía de esas naciones que se mantenían en dominio. 

En esta era se consideraban actividades lucrativas aquellas que incluyen contrabando y tráfico de esclavos. 

Ya cerca del final de esta era aparecerá entonces el mercantilismo y el capitalismo lo que permitirá establecer una sociedad completa enfocada al consumo. Todo esto una vez esté ya sucediendo la Revolución Industrial. 

Los cambios de la Edad Media en la religión

En el ámbito religioso vemos que este periodo de la historia está marcado por un conflicto importante con algunas religiones como el cristianismo. Estos conflictos son los que permiten que la doctrina protestante de Lutero se instale al igual que la contrarreforma. 

Es por esto que todo el mundo religioso de Europa se ve dividido entre dos creencias que mantienen la misma raíz. Los países nórdicos y los anglos se mantienen a favor de los protestantes mientras en las zonas del sur del mediterráneo se inclinan por la creencia católica. 

Estos acontecimientos van a acarrear algunas consecuencias que se pueden considerar fieras y que van específicamente dirigidas a las naciones que se consideran contrarreformistas. Todo esto de la mano de lo que se conoce como la Santa Inquisición perteneciente a la iglesia católica. 

Los cambios de la Edad Media en la filosofía

Las perspectivas están totalmente centradas en el hombre, lo que es totalmente lo contrarios a tiempos antiguos en los que se centraba solamente en Dios. En este caso de la Edad Moderna el hombre se toma como una medida estándar para todos los demás aspectos de la vida. 

Esto, unido al hecho de que se comenzarán a recuperar algunas culturas o creencias que se tomaron como pérdidas, darán pie a que la fé de la humanidad se construya sobre la razón del hombre.

Entonces entran en escena el humanismo y el racionalismo, igual que la ilustración aunque esta última llegó algún tiempo después. Fueron doctrinas que se basaban en el pensamiento humano lo que permitirá el crecimiento en áreas como las artes  la ciencia. 

En el caso particular de las ciencias se verá un crecimiento importante pues serán muchos sus descubrimientos, además que implementarán algunas herramientas innovadoras.

Para esto se fabricarán nuevos elementos o herramientas que serán usadas para los diferentes procedimientos científicos. Esto de forma particular y cuando no se sometan sus experimentos a la inquisición que supondría estar ejerciendo en territorios totalmente protestantes. 

En todo esto existen algunos autores que han dejado su huella imborrable como el caso de Nicolás Copérnico. Otros más fueron Johannes Kepler, Isaac Newton, Galileo Galilei y o

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *