Otros movimientos y ciclos revolucionarios

¿Por qué comienzan los movimientos revolucionarios?

Tenemos a la revolución definida como un cambio violento, repentino y permanente de los fundamentos estructurales de poder o la organización de un sistema de cualquier tipo. Un cambio firme en el estado de las cosas. 

Realmente no podemos definir definitivamente  qué cosas no forman parte de una revolución. Sin embargo, podemos realizar estudios y analizar las revoluciones en la historia Occidental desde un punto de vista psicológico. Los análisis incluyen sucesos globales e introducen puntos de vista sociales, tanto sociológicas como ciencias políticas.

Las raíces de una revolución pueden tener diferentes motivos y de carácter diverso. Pueden ser cambios tecnológicos, un cambio social o un nuevo modelo social, económico y/o político. Todo esto es suficiente para que una sociedad desee cambiar súbitamente su estructura y gobierno. 

Una revolución puede ser pacífica, no obstante casi siempre aplican violencia. Estás violencia se lleva a cabo cuando se enfrentan los grupos conservadores y aquellos que desean efectuar el cambio.

Actualmente las revoluciones son representadas y tomadas como el torcimiento de la historia. Gracias a ellos poseemos la mayoría de los sistemas políticos y sociales de la actualidad.

Son consideradas como las más importantes de la historia la Revolución de las Trece Colonias, la Revolución Francesa. Las revoluciones independentistas hispanoamericanas o la Revolución de Octubre. 

Tipos de movimientos o ciclos revolucionarios

Revoluciones políticas

Hablando de revoluciones políticas nos referimos a un cambio abrupto del modo de ejercer el poder, o apropiarse de él. En esta perspectiva, toda revolución política involucra a las instituciones pertenecientes al Estado. Estas han de ser ejercidas por ejercidas por quienes detentan el poder socio-económico.

 Es por ello que son herramientas para el cambio de estructuras políticas. Normalmente no son tan violentas, a no ser que desemboquen en revoluciones sociales o conflictos armados. Tal como ocurrió en la Revolución francesa, o la Revolución cubana.

Si quisiéramos un ejemplo de una revolución política podemos nombrar a la Revolución de Cuba. En esta, las milicias izquierdistas de Fidel Castro se hicieron con el control político del país en 1959. Así terminaron derrocando así el régimen dictatorial de Fulgencio Batista.

Revoluciones sociales

Estas son transformaciones radicales del conjunto de interacciones y relaciones sociales cotidianas. Estas suelen generarse cuando una revolución política desea envolver, entre otras cosas, cambios en las bases de la distribución de las riquezas. Además del paso a bienes o el control sobre los medios de producción. 

Este tipo de revoluciones reestructuran por completo las bases de la sociedad en que se apliquen, al igual que los poderes políticos.

Podríamos mencionar como revolución social a la Revolución Francesa, la cual nació con una disposición meramente política. Esto porque deseaba la caída de la monarquía absolutista de Luis XV, y su reemplazo por un sistema monárquico.

Cuando las expresiones más radicales de este movimiento tuvieron el poder, se convirtió en un arma asesina de contrarrevolucionarios. Lo que causó que se  llevaran a cabo decapitaciones selectivas. Su resultado sería, después del Imperio Napoleónico, la instauración de la primera democracia moderna en Occidente.

Revoluciones económicas

Podríamos definir como revolución económica a esos cambios repentinos y drásticos que se aplican sobre las condiciones en las que se lleva a cabo la producción, distribución y consumo de los bienes económicos. Se aplica de forma particular sobre cambios tecnológicos. 

Podemos tomar a dos revoluciones económicas como ejemplos. La primera es la Revolución Neolítica, en la que se hizo una transición entre cazadores recolectores hacia la agricultura. Esto permitió la fundación de los primeros asentamientos.

La segunda sería la Revolución Industrial, en la cual se cambiaron los modelos de producción artesanales por uno automatizado de forma parcial o completa. 

Revoluciones industriales

La Revolución Industrial fue un periodo de profundos cambios dentro de la estructura laboral, productiva y económica de todo Occidente. La aparición y aplicación violenta de la automatización y de las máquinas a vapor en los siglos XVIII y XIX. 

Todos estos cambios en el transporte, fabricación, fuentes de energía y aumento de la capacidad para fabricar bienes lograron cambiar a Europa. Además terminaron convirtiéndola en un cúmulo de países industrializados, en lugar de rurales.

En toda la historia y hasta la actualidad se han registrado muchos ciclos revolucionarios en los que la industria se ha convertido en protagonista. Sin embargo no todos se han presentado con violencia sino que se han aceptado como cambios necesario y casi obligatorios. 

Revoluciones tecnológicas

Esta revolución es proceso dentro de la historia en la que ocurren cambios importantes por la introducción de una o múltiples tecnologías nuevas. Mediante su implementación y uso es sinónimo de una época llena de progresos y desarrollo.

Esto en conjunto a la innovación que suponen, en una serie de aspectos de la sociedad. Al mismo tiempo, sin embargo, puede general el denominado desempleo tecnológico. 

A diferencia de los cambios tecnológicos, estas revoluciones introducen simultáneamente tecnologías en la sociedad. Lo que termina dando cambios a la vida humana, y pueden ser de manera económica, laboral y en la organización de producción. También pueden afectar a la educación, al sistemas de salud, alimentación, y comunicación.    

Revoluciones  científicas

El término de Revolución Científica es usado para explicar el surgimiento de la ciencia durante la Edad moderna temprana. Aquí se pueden ver algunas nuevas ideas y conocimientos de física, astronomía, química y biología transformaron las visiones antiguas y medievales existentes sobre la naturaleza. Todo sembró las semillas para la ciencia clásica.

En estas se da un cambio radical y profunda dentro del paradigma científico, en una o varias áreas (medicina, química, astronomía, entre otros). Alterando así por siempre lo que era considerado como verdad científica y lo que no. 

, Otros movimientos y ciclos revolucionarios, Estudianteo
Últimas entradas de Adriana Anton (ver todo)

Importante: Si quieres utilizar como fuente el contenido de Estudianteo, asegúrate de citar al autor del artículo y de enlazar a la página web de origen con un enlace (Estudianteo) para respetar el Copyright del contenido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *