Protohistoria, interpretaciones y características

¿Qué fue la protohistoria?

La protohistoria fue un periodo que se ubica entre la prehistoria y la historia antigua. Este espacio de tiempo o fase, no cuenta con alguna definición que nos ayude a comprenderla claramente. 

Sin embargo los datos la toman como una etapa de transición que, aunque no sea muy conocida, sí es muy importante. Fue el arqueólogo de Francia Jean Guilaine quien ayudó a darle un nombre a esta etapa histórica.

Este periodo cuenta con unos límites de tiempo que resultan un poco complejos de explicar. Se conoce que la protohistoria viene a ser más bien la agrupación de varios periodos.

En este grupo se encuentran la edad de los metales, la cual se divide en tres etapas diferentes que son la edad del bronce, la edad del cobre y la edad del hierro. Entonces, a este grupo o conjunto de etapas prehistóricas es lo que se considera protohistoria. 

Era un tiempo en el cual los individuos estaban descubriendo los metales y las diferentes formas de trabajar con ellos. Así como también comenzaron a crear más interacción entre ellos por lo que el surgimiento de la escritura es algo que se cree comenzó al final de la protohistoria.

Algunos datos interesantes sobre este periodo se toman de escrituras contemporáneas de Romanos y Griegos. Sin embargo existieron culturas como las que se ubican en el centro de Asia, de quienes se conoce gracias a las escrituras de los Persas y los Griegos.

Interpretaciones de la protohistoria

La interpretación clásica

Según esta interpretación se dice que en la protohistoria se intentaría estudiar a algunos individuos o grupos que se consideran ágrafos. De estos se tiene muy poca evidencia, solo algunas noticias que fueron escritas por contemporáneos, aunque se consideran que son fuentes indirectas. 

En este sentido se toma en cuenta los escritos griegos o romanos que hablan de los iberos o La Tenè. Aunque se cree que habían culturas, un tanto más hacia regiones americanas en las cuales, a pesar de no conocer los metales, sí pudieron contar con conocimientos sobre la escritura.

Uno de estos son, por ejemplo, los Mayas y los Aztecas. Ellos sólo usaban los metales en sus joyerías y sólo trabajaban para ellas el oro, bronce y plata. Sin embargo, esta interpretación se presta para ubicar este periodo de tiempo justo en la segunda edad del hierro. 

La interpretación de la escuela francesa

En este caso estamos frente a una interpretación que fue hecha por la escuela francesa en donde toman el periodo protohistórico como una sociedad que conocía sobre el proceso de escritura pero no a profundidad.

Sin embargo estaba en proceso de desarrollarse al tiempo que usaban un tipo de escritura ubicada en Oriente próximo. Puede que se tome como la interpretación menos amplia pero sí es interesante y por eso es muy tomada en cuenta.

Esto nos lleva a concluir entonces que se trataba más bien de un periodo prehistórico reciente que se ubica justo en los periodos calcolítico y en la edad de hierro. 

La interpretación moderna

Se toma como la interpretación más completa que se tiene de este periodo, además de ser extremadamente amplia en comparación con las dos anteriores. En ella se estudian entonces las sociedades que se ubican en lo que es la transición hacia una especie de cultura que era escrita. 

Esto ocurría al mismo tiempo que comenzaban a formarse los estados. En este caso, basados totalmente en esta interpretación, se asegura que en zonas europeas, se hace referencia a la edad de los metales. Sin embargo en todo el mundo no se toma así sino que más bien las connotaciones están mucho más dilatadas. 

Es importante considerar que en Europa, para esta etapa protohistórica, se estaban formando algunas entidades las cuales eran totalmente políticas y semicentralizadas. Estos tiempos coinciden con la metalurgia y con los inicios de los procesos de escritura. 

Fue una sociedad en la que abundaban los documentos epigráficos que se caracterizaban por ser breves. Con el tiempo fueron realizando entonces crónicas que sí eran mucho más extensas. Es en este punto precisamente que consideran que comenzó lo que se conoce como la historia antigua. 

Características de la protohistoria

Una característica muy marcada que tiene este periodo o fase de tiempo en la prehistoria, es que sus zonas varían mucho. Por ejemplo se conoce que algunos pueblos pudieron ubicarse en tiempos y regiones diferentes. 

Además se conoce que fue un periodo que se ubica antes que la escritura fuera tomada como tal en una población que ya dominaba completamente los diferentes metales. Esto es precisamente lo que hace que este periodo de tiempo se tome como uno totalmente diferente a la prehistoria o a lo que conocemos como la edad de piedra. 

El ser humano, desde su inicio en la evolución, ha mantenido de forma intrínseca una curiosidad que es lo que le ha llevado a grandes descubrimientos hasta la actualidad. Fue así como el hombre pudo descubrir entonces los metales y fue creando estrategias que le ayudaron a sobrevivir y adaptarse en un mundo que se encontraba en constante cambio. 

Confirmando entonces que en la protohistoria no se conocía la escritura, todo o la mayoría de lo que hoy podemos conocer de ellos se toma de los grandes hallazgos de la arqueología. Además existen algunas escrituras de otros pueblos que fueron contemporáneos. Todo esto nos demuestra entonces que la protohistoria está muy cerca de la historia antigua. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *