Revolución francesa e Imperio napoleónico

¿Qué fue la Revolución francesa?

La llamada Revolución francesa fue un conflicto sociopolítico que se dividió en diferentes periodos de violencia. Afectó a Francia y demás países de Europa que eran partidarios y opositores al “Antiguo Régimen”.

Inició cuando el Tercer Estado se proclamó a sí mismo como Asamblea Nacional tomando la Bastilla. Finalizó diez años después con el golpe de Estado de Napoleón Bonaparte en 1799. 

Antes de que naciera la Revolución francesa, Francia tenía una seria situación de injusticia social, puesto a que el país se dividía en Tres Estado. Estos eran el clero que conformaba el Primer Estado, la nobleza que era el Segundo  y los plebeyos. Este último se dividía en burguesía y campesinado principalmente. 

Causas de la revolución francesa

Las causas principales de este conflicto fueron la baja económica dada por varias razones. Entre ellas brindar apoyo a Estados Unidos contra Inglaterra, el arrastre de muchas malas cosechas y con ello la bajada la caída de la manufactura. Además del despilfarro de dinero por parte del gobierno en lujos, endeudando al país más y más.

La población en conjunto mostraba un resentimiento generalizado hacia los privilegios de los nobles y del alto clero. Estos mantenían un dominio sobre la vida pública, impidiendo el acceso a la misma de una clase profesional y comerciante. 

La revolución estalló cuando una revuelta se aproximaba a la Bastilla, debido a que en la misma se encontraba una prisión llena de armamento. El rey se vio acorralado al no poder hacer nada, debido a que no confiaba en nadie por la situación. 

Durante el movimiento, la revolución se enfrentó a la iglesia católica, que había pasado a depender del Estado, y fue hasta 1790 que se fueron quitados todos sus privilegios. Con ello se abolió el feudalismo, al igual que su poder de ponerle impuesto a las cosechas. 

En el año 1791, el rey Luis XVI intenta escapar de Francia hacia Austria, pero antes de llegar a su destino fue descubierto y regresado a París por los revolucionarios. Ellos lo mantuvieron prisionero para juzgarlo por traición, y ejecutarlo en 1792 con la guillotina.

Maximilien Robespierre se convirtió en una de las personas más influyentes durante la Revolución francesa. Esto gracias a sus ideas de acabar con la corrupción, sin embargo su objetivo se erosiona, y ya no fue más un revolucionario. El comité logró juntar votos, y fue enviado también a morir en la guillotina en 1794, y con este hecho fue muriendo la revolución, hasta 1799 con la llegada de Napoleón.

 

Imperio Napoleónico, el primer imperio francés

Napoleón Bonaparte, perteneciente a los sans culottes, tomó el poder en 1799. Bonaparte era un capitán de las fuerzas armadas, que posteriormente se convirtió en consulado para después proclamarse emperador. 

Hacía ya diez años desde que había estallado la Revolución francesa, sin embargo Francia no lograba conseguir estabilidad política, social ni económica. De un lado las presiones populares exigían medidas que fueran capaces de acabar con la pobreza y la miseria en que vivía gran parte de la población. Por el otro, estaba la burguesía, clase social que lideró la revolución y que veía sucumbir sus negocios producto de las constantes crisis económicas y políticas.

 Esto combinado con el hecho de que habían países conspirando para la destrucción de la revolución, hizo que Bonaparte quisiera entrar en escena. 

Respaldado por su gran popularidad y reputación en el campo de batalla, comandó el 9 de noviembre de 1799 un golpe de estado contra el gobierno del Directorio conocido como el «Golpe de Estado del 18 de brumario». Una vez tomó Francia, decidió qué cosas eliminaría y qué otras no que fuesen productos de la Revolución francesa. 

Sus principales reformas fueron el establecer un sistema de gobierno centralista, pacificar la sociedad francesa, la estabilización de los impuestos, la creación del Banco de Francia y el Código de comercio, el impulso de un sistema educativo centralizado y político, la creación el Código Civil para regular la convivencia entre los ciudadanos y restablecer las relaciones con la Iglesia.

Posterior a su victoria frente a Rusia, Austria y Prusia, solo quedaba Gran Bretaña, la cual se resistía arduamente y poseía una buena reputación debido a su gran poder naval. Fue en ese momento cuando Napoleón optó por crear el “Bloqueo continental”, el cual consistía en que los demás países no comercializarán con los británicos. 

La caída del imperio napoleónico

Fue un conjunto de tres factores los que provocaron la caída de Napoleón. El primero de ellos fue Gran Bretaña, la cual aún mantenía comercios con América y el occidente. Aunque debido a que el Bloqueo Continental no se respetaba. El segundo fue el propio nacionalismo del imperio francés, y el tercero fue Rusia en 1812, que aún después de haber tomado Moscú. Napoleón resultó tomado por sorpresa por el ejército ruso. Después de eso fue exiliado a la isla de Elba.

Cuando lo vio oportuno, Bonaparte escapó de la isla de Elba, y en marzo de 1815 retomó el gobierno. Este gobierno es conocido como el Imperio de los Cien Días, porque eso fue lo que duró. Napoleón terminó derrotado definitivamente por mano del general inglés Wellington en la batalla de Waterloo, en Bélgica, el mes de junio de 1815. Esta vez se le envió a la Isla de Santa Elena, donde falleció en 1821.

, Revolución francesa e Imperio napoleónico, Estudianteo

Importante: Si quieres utilizar como fuente el contenido de Estudianteo, asegúrate de citar al autor del artículo y de enlazar a la página web de origen con un enlace (Estudianteo) para respetar el Copyright del contenido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *