Surgimiento de los totalitarismos

Concepto de totalitarismo

El totalitarismo se define como la forma de Estado o de gobierno en la que un único partido político gobierna con poder absoluto, sin ningún tipo de limitaciones. El totalitarismo no es solo una forma de gobierno, sino que es también una organización de personas que ejercen el poder de manera antidemocrática. Al igual que el autoritarismo, se caracteriza por censurar la libertad de pensamiento y los derechos humanos. 

Aunque se diferencia del autoritarismo en que, el totalitarismo define estados, ideologías, agrupaciones o movimientos en donde se priva la libertad. Por medio de esto el Estado centraliza todos los poderes de manera absoluta, sin respetar divisiones y derechos individuales. Esto hace desconocer la dignidad de la persona humana, convirtiendo las clases sociales en masas.

La imagen y figura de un líder del partido resulta importante en este tipo de regímenes, y su oposición representa la encarcelación, represión o muerte. Durante el período de estos regímenes se manifiesta un abuso de poder, falta de derechos humanos y dominio en los medios de comunicación. Además se ve  la intervención en el sistema educativo, buscando moldear a la sociedad con estrategias de control para que obedezcan las leyes del régimen.

Mussolini, quien usó por primera vez el término de totalitarismo, expresaba el eslogan: “todo en el estado, todo para el estado, nada fuera del estado, nada contra el estado”. El totalitarismo maximiza la idea del Estado como un fin en sí mismo, ya que el poder existe para el fin de las cosas, consideran al Estado un fin. Siendo dos elementos relacionados, y como consecuencia un Estado más grande nos da un poder más grande.

Orígenes

El origen del totalitarismo se remonta a los inicios del fascismo italiano, movimiento fuertemente relacionado con el totalitarismo. Antes del término “totalitarismo”, estaba el adjetivo “totalitario”, siendo Mussolini el primero en emplearlo en los años 20. Los opositores buscaban estigmatizar al régimen del dictador italiano, aunque después Mussolini usó el término a su favor. Usado además connotaciones positivas y así provocar a sus oponentes.

El ideólogo Giovanni Gentile escribió un texto que fue muy usado por Mussolini y cita: “para el fascismo, todo está dentro del estado y nada humano o espiritual existe ni tiene valor fuera del estado, en ese sentido el fascismo es totalitario”.

Años después, el término sería nuevamente utilizado por el grupo de intelectuales alemanes que se oponían a Hitler, siendo estos: Franz Neumann y Herbert Marcuse. Y, en 1941, aparece por primera vez la palabra “totalitarismo” como un sustantivo. Más tarde se extendió hasta Italia, Alemania, Francia y Estados Unidos, países en donde estaban los enemigos desterrados por el gobierno nazi.

Y de manera paralela, el término de “totalitarismo” empezó a circular en la oposición política al partido de Josef Stalin. Sobre todo en boca de intelectuales como Boris Souvarine y Victor Serge. 

Influencia en el mundo académico

Los términos “totalitarismo” y “totalitario” nacieron de los enfrentamientos políticos, y pronto dieron un salto al mundo académico ya que muchos de los adversarios de los regímenes eran intelectuales. Este hecho contribuyó en la producción de una serie de libros en los que se habla sobre el totalitarismo. Por ejemplo el Humanismo integral, publicado por Jacques

Maritain en 1936.

Se encuentra también el texto de La novedad del totalitarismo en la historia de Occidente, publicado por Carlton Joseph Hayes en 1940. Sin embargo, el autor más famoso que criticó al totalitarismo de una forma convincente fue George Orwell. Lo hizo escribiendo las emblemáticas novelas de Rebelión en la granja, publicadas en 1945 y 1984.

En el período de la Guerra Fría apareció una primera teoría acerca del totalitarismo. De parte de la filósofa Hannah Arendt quien en 1951 publicó el trabajo de Los orígenes del totalitarismo.

Siendo esta la primera intelectual en unir el estalinismo y al nazismo dando lugar a un solo concepto: el de totalitarismo. Asimismo, en este texto Arendt establece que el totalitarismo se puede definir como la “supresión radical por parte del Estado de la política”. 

Se entiende a esta última como una actividad en la que los ciudadanos son libres para participar en las decisiones de poder. Y con la eliminación de la política, el Estado establece un desdén total hacia los ciudadanos y los convierte en artilugios prescindibles.

Características según diversos autores

El concepto de “totalitarismo” se ha usado tanto coloquialmente como en textos científicos, dando paso a que varios autores lo describen de distintas maneras. Algunas características del totalitarismo divididas por distintos enfoques académicos son:

La escuela de Frankfurt

La escuela de Frankfurt había sido un grupo de investigadores reunidos en torno al Instituto de Investigación Social, fundado en 1923 en Fráncfort del Meno, Alemania.

Para la escuela, el totalitarismo se alimenta de prejuicios irracionales que están latentes en el sustrato más profundo de las masas. Como consecuencia, estos regímenes se alimentan de la ausencia de intelectuales de las masas consideradas no pensantes.

Hannah Arendt

Se puede decir que es la autora más conocida en relación al manejo de información sobre el totalitarismo. Ella logra que sus preceptores y características sean empleados y reconocidos en todo el mundo.

En sus textos establece que, una causa que caracteriza al totalitarismo es su necesidad de un “nacionalismo tribal”. La misma que responde a una necesidad primitiva e irracional de proteger lo patriótico, lo autóctono y lo “puro”.

En el Partido Nazi se puede observar el nacionalismo tribal con la necesidad de conservar la “raza aria”. Denigrando a los demás seres humanos que no formen parte de estas características raciales.

 

, Surgimiento de los totalitarismos, Estudianteo

Importante: Si quieres utilizar como fuente el contenido de Estudianteo, asegúrate de citar al autor del artículo y de enlazar a la página web de origen con un enlace (Estudianteo) para respetar el Copyright del contenido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *