Surgimiento del fascismo en Italia (Origen y efecto en la SGM)

Origen del fascismo italiano

En la historia se conoce como “Fascismo italiano” a la época donde, tras la Primera Guerra Mundial, el país fue gobernado bajo un régimen e ideología fascista. Esto fue liderado por Benito Mussolini.

El fascismo se define como un movimiento totalitario y nacionalista de extrema derecha. Este movimiento surgió en la Revolución Bolchevique en 1917, por parte de un grupo de nacionalistas como crítica a la sociedad liberal-demócrata. Lo que después de La Gran Guerra no salió bien parada.

Después de la Primera Guerra Mundial, Italia sufrió una fuerte crisis económica y social. Se perdieron más 700.000 vidas y se gastó más de 15 millones de dólares, causando una inflación y desempleo que iban en constante crecimiento. Cosa que llevó a un conflicto social.

En la posguerra, Italia se usó así misma de propaganda para culpar a los conservadores y socialistas, declarando que el país debió de salir más beneficiado. Y aprovechando esto, en 1919 llegó Benito Mussolini. Fue el que creó a los llamados “fascio de combate”, que eran un grupo de voluntarios que agredían a socialistas y comunistas. Ellos servían además como núcleo central del Partido Fascista Italiano.

Marcha sobre Roma

Con el tiempo, los fascio fueron ganando cada vez más poder, a la vez que Mussolini y los fascistas. En 1922, Mussolini ordenó a todos los del grupo Partido Nacional Fascista que utilicen toda la violencia que fuera posible en todo el país, cosa que consiguieron.

Luego, varias masas de fascistas corrieron hacia carreteras y trenes para dirigirse a Roma y así Mussolini pueda tomar el poder. El grupo de fascios, armados con solo algunas pistolas, mazas de acero y armas caseras, amenazaba con empezar una guerra civil. Esto si no les dejaban tomar la ciudad de Roma.

El 25 de octubre, una gran masa de miles de fascistas había llegado a las afueras de Roma, y cada vez iba aumentando el número. Esto hizo que el primer ministro, Luigi Facta, pidiera que se declare “estado de sitio” y detener los fascistas con tropas del

Regio Esercito (ejército del Reino de Italia). El rey Víctor Manuel III se negó a firmar la orden ya que quería evitar una batalla entre italiano en gran escala. Entonces llamó al poder a Mussolini para “poder neutralizarlo más adelante”.

Pero Mussolini le exigió a Facta la jefatura del gobierno y el rey Víctor Manuel accedió a ello. Luego el 29 de octubre, Mussolini recibe el cargo de primer ministro. Y ya el 30 de octubre, Mussolini toma el poder de la ciudad y del país, junto con el grupo de fascistas.

Inicio de la dictadura fascista

Con Mussolini en el poder, cada vez se hacía más evidente que el líder fascista buscaba el poder absoluto y el fin de la democracia en Italia. Se le había concedido el poder de gobernar creando decretos sin que el parlamento pudiese votar. Los fascio de combate fueron nombrados como fuerza paramilitar y luego, el 9 de junio, Mussolini presentó en la Cámara la Ley Acerbo. Ley que le permitía conseguir un gran poder en el parlamento.

En muchas ocasiones se demostraba lo violento y lo autoritario que era el gobierno de Mussolini, pero el caso más conocido es el de Matteotti. Este era un socialista que había criticado abiertamente al gobierno fascista y, luego de eso, fue secuestrado y asesinado por miembros del fascio de combate.

A partir de ese momento, la Oposición abandonó el Parlamento y empezaron a actuar desde el extranjero. Esto mientras que Mussolini creaba leyes que beneficiaban aún más su poder.

Después de terminar con la Oposición, el poder de Mussolini iba en crecimiento desde todos los aspectos posibles. Eliminando la libertad prensa y de reunión, aumentando el poder del Primer Ministro siendo este su cargo. Además de  la persecución de los miembros de otros partidos y buscó el fin de los sindicatos para terminar con la lucha de clases.

En 1936, ya Italia se había convertido en una dictadura fascista y Mussolini gozaba del poder total. Con el aumento de poder, el gobierno realizaba propagandas fascistas para convencer a la población de que eran buenos para ellos.

Fascismo italiano en la Segunda Guerra Mundial

En la Segunda Guerra Mundial, el primer movimiento del gobierno fascista fue buscar un Bloque Latino, realizando una alianza entre Italia, Francia, España y Portugal. Pero nunca llegó a funcionar por varias razones. Y a partir de ese momento, Italia buscaba expandir el fascismo en las demás naciones.

Queriendo ampliar su territorio, Italia inicia la guerra ítalo-etíope, donde era una guerra entre Italia y el Imperio Abisinia. El objetivo de esta guerra era, por medio del imperialismo, aumentar su influencia. Esto sirvió para que Alemania e Italia acercaran posiciones.

Y el 22 de mayo de 1939, se había firmado el Pacto de Acero entre la Alemania nazi y la Italia fascista, ya que eran gobiernos con ideologías muy similares. Este tratado indicaba que si en el caso de que Alemania fuera atacada, Italia debía apoyarlos en el conflicto.

A comienzos de la Segunda Guerra Mundial, Italia no participó de forma inmediata pero luego de ver la victoria de Alemania contra Francia, decidió participar en junio de 1940. Su participación no fue muy beneficiosa, sufrió varias derrotas y fue la primera potencia en perder la guerra.

Luego de la muerte de Mussolini y la derrota de Italia en la guerra, el gobierno fascista quedó extinto, y con el pasar del tiempo, Italia volvió a ser una democracia.

, Surgimiento del fascismo en Italia (Origen y efecto en la SGM), Estudianteo

Importante: Si quieres utilizar como fuente el contenido de Estudianteo, asegúrate de citar al autor del artículo y de enlazar a la página web de origen con un enlace (Estudianteo) para respetar el Copyright del contenido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *