Adjetivos (qué son, tipos y ejemplos)

¿Qué es un adjetivo?

Los adjetivos son usados en todas las lenguas y en todos los lenguajes Es decir que se usan en lenguaje escrito, hablado y hasta en el de señas. Se conoce a los adjetivos como esas palabras que usamos y que sirven para complementar o añadir ciertas características a las palabras que aparecen como sustantivo en una oración. El término adjetivo viene de una palabra griega cuya traducción literal es “que se agrega”. Entonces comprendemos que la función principal que tiene un adjetivo es categorizar o clasificar las cosas. Especialmente vienen muy ligados a los sustantivos  porque le brindan cualidades concretas, tangibles y perceptibles con cualquiera de los cinco sentidos. 

Comprendemos pues que conocer los adjetivos y cómo funcionan en de mucha importancia para conocer mucho mejor nuestro propio idioma. En este sentido podemos decir que los adjetivos pueden ubicarse antes o después de los sustantivos. Además, de todos los tipos de adjetivos que existen, los que más se usan son los adjetivos calificativos. Estos pueden ser por ejemplo: “la casa es verde” o “La mujer es hermosa”. Existen algunos sustantivos que varían de acuerdo a si se refieren a términos femeninos o masculinos. Sin embargo hay que decir que hay algunos donde no varían como por ejemplo: Bonito, bonita, alto  alta.

Tipos de adjetivos

En la gramática tradicional los adjetivos se clasificaban de una manera diferente a como se clasifican en la actualidad. Por ejemplo en el caso de los adjetivos determinativos en la actualidad solo se usa la palabra determinante y la palabra adjetivos se reserva para los que son calificativos. Esto nos da a entender que la manera de agruparlos según su tipo ha cambiado quedando entonces como se muestra a continuación:

Los adjetivos especificativos y explicativos

Si el adjetivo se encuentra como acompañante del sustantivo. El adjetivo se puede presentar de dos formas que son las siguientes: 

  • Adjetivo especificativo: Son aquellos que se encargan de expresar alguna cualidad que es necesaria. Esto se aplica a los nombres y este adjetivo ayuda a que sea original, es decir, que sea diferente a los demás, en caso que pertenezca a un conjunto. Por ejemplo en las siguientes frases se nota el uso de este tipo de adjetivos: Carro grande, noche fría. Se usa de manera más frecuente en el lenguaje hablado. 
  • Adjetivos explicativos: Se trata de los que expresan alguna cualidad que tiene un nombre pero de manera abstracta. Esta cualidad ya es nombrada por el sustantivo pero y este adjetivo sirve para reafirmar lo que ya se da a entender. Por ejemplo cuando se dice el cielo azul o el manso cordero. 

Los adjetivos calificativos, determinativos y relacionales

  • Adjetivos calificativos: Cuando hablamos de los adjetivos calificativos estamos refiriéndonos a aquellos que modifican el sustantivo solo con una característica o cualidad. Por ejemplo cuando decimos: hombre alto, estamos haciendo uso de este adjetivo. 
  • Adjetivos relacionales: Son los que, aunque limitan un poco lo que la extensión que tiene el sustantivo, tienen muy poco o cero grado. Esto quiere decir que es imposible que aparezcan en grado superlativo o comparativo. Es decir que está bien si decimos que un auto es policial, pero no de puede decir que es demasiado policial o policialísimo. Entonces entendemos que solo adscriben al sustantivo más no lo califican. 
  • Adjetivos determinativos:  Estos adjetivos que siempre van delante del nombre al cual están determinando. Actualmente son aquellos que, en determinado sintagma en el cual se usa un nombre que ha sido determinado por un adjetivo, esto último es el núcleo de un sintagma que es determinante de forma hipotética. Si se toma en cuenta este punto de vista entonces los determinantes se encargan de presentar, actualizar, preguntar y cuantificar al sustantivo. Este último viene a ser el núcleo o centro del sintagma. Entonces aclaramos que existen tres diferentes tipos de determinantes que vienen a ser: los actualizadores, los interrogativos y los cuantificadores.  

Los actualizadores son los que transforman al sustantivo de desconocido a alguien conocido. Es decir que le dan una ubicación en el espacio y en el tiempo. Los actualizadores pueden ser predeterminantes, posesivos o demostrativos. En el caso de los cuantificadores vemos que ellos pertenecen a dos grupos. Uno de ellos es el numeral y el otro es el extensivo o los indefinidos. Estos se encargan de medir y evaluar al sustantivo de forma precisa.  Los interrogativos son los que se usan en las oraciones interrogativas. Pueden ser sustantivados o absolutos puesto que, en la frase, pueden tomar el lugar del sustantivo. Pueden ser también verbales pues es un participio que actúa como una función adjetiva, aun cuando no se ha dejado de perder del todo la naturaleza del verbo.

 Otra clasificación de adjetivos

Estos se clasifican según la función sintáctica que desempeñen. Entonces podemos decir que son los siguientes: 

  • Adjetivos atributos: Están unidos al nombre por medio de algún verbo que es copulativo como ser o estar. 
  • Adjetivos adjuntos: Son aquellos que van de manera muy unida al nombre. 
  • Adjetivos como complemento predicativo: Están entre el sustantivo y el adjetivo y se trata de un verbo no copulativo. Por ejemplo el parecer, pues cuando se dice; El barco parece azul, no estamos dando un verbo copulativo de la forma más pura posible.
  • Adjetivo como aposición: Este se da en esos casos en los que ca en coordinación al sustantivo pero sin ir demasiado unidos. Por ejemplo en el caso que digamos: La casa, grande.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *