Conjunciones (qué son, tipos y ejemplos)

¿Qué son las conjunciones?

Se conoce como conjunción a aquella parte de la oración que es invariable. Como regla que se cumple en la mayoría de los casos, se puede decir que las conjunciones no llevan acento. Entonces las conjunciones se usan en la oración para unir dos o más palabras, sintagmas, oraciones o frases. Las palabras en cuestión pueden ser de dos oraciones diferentes uniéndose entre sí y formando una más grande. Estas oraciones pueden tener la misma categoría y ser coordinantes o pertenecer a categorías diferentes y ser subordinadas. 

Las conjunciones por sí solas no poseen algún significado léxico sino que solo poseen uno que es operativo  gramatical. Es decir que el significado varía de acuerdo a las oraciones que se presenten en el contexto comunicativo. 

Tipos de conjunciones

En la lengua española vemos que las conjunciones se clasifican en dos grandes grupos que se detallan a continuación: 

Las conjunciones coordinantes

Estas son las que se encargan de unir palabras, oraciones o frases. Además poseen el mismo nivel en la jerarquía, es decir, que hacen la misma función o forman parte del mismo grupo o clasificación en la gramática. En este grupo tenemos las siguientes conjunciones: 

  • Las conjunciones adversativas: Son aquellas que se encargan de denotar alguna oposición o indiferencia que pudiera existir entre la frase anterior y la que viene a continuación. Por ejemplo: más, pero, sin embargo, aunque, antes bien, por lo demás, no obstante y algunas conjunciones más.
  • Las conjunciones copulativas: Son las que unen alguna frase corta con otra. De esta manera se forman grupos, sumando cada vez más elementos. Por ejemplo: e, y, ni, que, tanto, sino también, igual que, lo mismo que, cuanto, como , así como y algunas conjunciones más. 
  • Las conjunciones discontinuas: Estas conjunciones son las que forman dos segmentos o espacios que son paralelos pero que pertenecen a un mismo grupo sintáctico. Por ejemplo: como, tanto y algunas conjunciones más. 
  • Las conjunciones distributivas: Estas son las que pueden denotar alguna alternancia de las oposiciones compatibles. Por ejemplo: bien… bien, ya… ya, unas… otras, tanto… como, siquiera… siquiera y algunas conjunciones más. 
  • Las conjunciones disyuntivas: Son las que se encargan de marcar alguna separación, alternativa o diferencia entre dos o más ideas, cosas o personas. Por ejemplo: o, u.
  • Las conjunciones explicativas: Este tipo de conjunciones son las que son totalmente coordinantes en donde siempre el primer elementos viene a ser aclarado totalmente en el segundo. Por ejemplo: Esto es, es decir, es más, mejor dicho y algunas conjunciones más.  

 

Las conjunciones subordinantes

Este grupo de conjunciones son las que se encargan de unir diferentes elementos lingüísticos que deben estar sujetos o que dependen de manera directa de otro. En este grupo de conjunciones se encuentran las que se explican a continuación :

  • Las conjunciones causales: Son un tipo de conjunción en la que se expresa alguna causa. Por ejemplo: como, porque, dado que, puesto que, visto que, ya que, pues y algunas conjunciones más.
  • Las conjunciones comparativas: Son las que hacen alguna comparación entre dos frases o más. Por ejemplo: como, que, menos, tan… como, más… que, que y algunas más.
  • Las conjunciones completivas: Son las que se encargan de introducir las oraciones. Por ejemplo: así como, sin que, como si, que, como y algunas más. 
  • Las conjunciones concesivas: Estas conjunciones son las que se usan para dar a entender alguna concesión. Por ejemplo:siquiera, por mucho, aunque, a pesar de que, aun cuando, aun,  bien y algunas más. 
  • Las conjunciones condicionales: Este tipo de conjunciones son las que se usan para expresar alguna condición o necesidad de verificar o comprobar alguna circunstancia. Por ejemplo: si no, a menos que, si, con tal de que, a condición de que, como, en caso de que, siempre que y algunas más. 
  • Las conjunciones consecutivas: Son las que se  se emplean con la intención de introducir alguna oración. Esta oración es la consecuencia de un suceso que se ha cuantificado con anterioridad. Por ejemplo: conque, así pues, luego, tan, así que, de modo que, de manera que, de forma que, por lo tanto y algunas conjunciones más. 
  • Las conjunciones finales: Estas conjunciones se usan en momentos en los que sea necesario hacer una conclusión o fin de lo que se estaba manifestando. Por ejemplo: para que, con objeto de, con la intención de que, a fin de que. 
  • Las conjunciones ilativas: Son aquellas que sirven para enunciar ilaciones o consecuencias de aquello que se estaba manifestando anteriormente. Por ejemplo: luego, pues, conque y algunas conjunciones más. 
  • Las conjunciones temporales: Estas son las que se usan en momentos en los que se deben expresar tiempo. Por ejemplo: luego que, antes que, aún no, mientras que, mientras y algunas conjunciones más.  

Otro tipo de conjunciones

Existen algunas conjunciones que no parecen encajar en ninguno de estos dos grupos y estas son las que se nombran a continuación:

  • Las conjunciones exceptivas: Estas conjunciones son las que pueden introducir en la oración o en alguna expresión generalizada,  aquellas palabras que quedan excluidas. Por ejemplo: Excepto, salvo. 
  • Las conjunciones dubitativas: Estas son las que expresan alguna duda. Ejemplo: si. 
  • Las conjunciones correlativas: Son aquellas conjunciones que se emparejan uno o más términos, es decir, que son las que conectan una, dos o más frases aunque sean diferentes. Por ejemplo: o… o, ni… ni, ambos… y. 

Las conjunciones continuativas: Se trata de esas que se anteponen a alguna oración o se intercalan entre sus términos o entre ellas mismas. Esto con la intención de denotar una frase anterior con alguna otra que le sigue. Por ejemplo: puesto que, así que, pues.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *