Dadaísmo: qué es, características y ejemplos

¿Qué es el dadaísmo?

El dadaísmo fue un movimiento en el que se combinan el arte y la cultura que surgió en Suiza en los comienzos del siglo XX. Este movimiento se comenzó con la idea de manifestarse en contra de todo lo que tenía que ver con la convenciones artísticas y las literarias. Sobre todo aquellas que entraban en lo que se consideraba burgués. Además también se usaba para manifestar el desacuerdo o los puntos en contra de la filosofía positivista que acompañaban tod0 estos actos de la burguesía de la época. 

Lo que comenzó siendo un acto de protesta se extendió en áreas como la escultura y la pintura, de hecho se ha confirmado que también está el dadaísmo en la música. Todas estas manifestaciones de este peculiar arte se llama o se conoce como arte dadá. 

El dadaísmo como un movimiento sin sentido

EL nombre dadaísmo viene de el vocablo que usaron sus fundadores para nombrarlo, esta palabra hace referencia a aquello que no tiene sentido o a lo absurdo. En esta palabra buscaban resumir toda la filosofía que habla de movimientos, entonces lo que buscaban era revelarse en contra de todo lo que era ordenado. 

Fue por esto que esta manera arriesgada de hacer arte se consideraba anti arte o anti – estético. Muchos consideraban que más que un movimiento sin sentido o sin bases, se trataba de una manera de llevar la contraria y de hacer provocaciones a todo el orden que se había establecido en el arte de la época. 

La historia del dadaísmo

Este movimiento comenzó en tierras europeas, aunque algunos adeptos se vieron en Estados Unidos y algunas otras ciudades importantes alrededor del mundo. SIn embargo, su origen se cree en Suiza en el año 1916 en un cabaret de Zúrich que se conocía como Voltaire. Hugo Ball fue su fundador y el escritor que se convirtió en un ícono de este movimiento fue el rumano Tristán Tzara. 

Este último se incorporaron, tiempo después, a este movimiento. Tal vez todo esto ayudó a que se viera como algo mucho mayor a sólo un movimiento estético y comenzará a verse como una forma de vida. Además se notò entonces como un total y directo cuestionamiento al arte y la poesía, de una manera tan violenta que se cuestiona a sí mismo. 

Fue una manera en la que se hizo tangible todo ese desencanto que estaba en la sociedad, además de presentarse como una opción de cambio para ellos. Sobre todo en la Europa de la primera guerra mundial. Como confirmación a esto se asegura que fue en un refugio donde se conocieron los fundadores de este movimiento.

Aunado a todo esto está también toda esa pasividad y apatía que la sociedad  de entreguerras mostraba y ese mismo espíritu combativo y renovador fue usado por los artistas dadaístas. 

Las características del dadaísmo

 Dentro de las características más notorias de este movimiento se encuentra en hecho de que es una oposición directa a la belleza eterna. Está en contra de las leyes de la lógica y de lo que es inamovible en el pensamiento.

Fue un movimiento que sirvió para sembrar las semillas que llevaron a cuestionarse de manera constante acerca de la manera correcta en la que se debía hacer arte. En este cuestionamiento entra también el arte moderno, la belleza, la poesía pues existen pensamientos o leyes que establecen que´si y que no es aceptado dentro de estos aspectos. 

El arte dadá era un movimientos escandaloso, provocador, que defiende el caos, el desastre, la imperfección. En su forma escrita el dadaísmo era complejo pues se presentaba en cadenas de palabras y letras que no tenían lógica a la vista. En toda su expresión el dadaísmo era fantasioso, al observar se crearon dudas. Se hacía usando técnicas de arte como el collage y algunos materiales poco usados en las artes plásticas.

Representantes del movimiento dadaísta

Además de su fundador Hugo Ball y de su representante más importante que fue Tristán Tzara, se conocieron otros artistas de renombres. Estos venían de diferentes disciplinas artísticas y culturas. Entre estos representantes podemos nombrar los siguientes. 

  • Jean Arp
  • Marcel Duchamp
  • Guillaume Apollinaire
  • Filippo Tommaso Marinetti
  • Pablo Picasso
  • Amedeo Modigliani
  • Vasili Kandinsky

Algunos de ellos eran franceses, otros italianos y españoles. Sin embargo lo importante es que muchos de ellos son muy conocidos hasta los tiempos actuales. De hecho han dejado su influencia dadaísta en las generaciones que vinieron después de ellos. 

En cuanto al movimiento dadaísta en la poesía las participaciones fueron del francés André Bretón y el italiano Giaccomo Ungaretti. 

Obras dadaístas más conocidas

La primera que se nombra es la de Marcel Duchamp conocida con el nombre de “Fuente”. Realizada por el artista en el año 1917 es un urinario presentado en medio de una exposición con el seudónimo “R. Mutt”.

Así mismo este artista también presentó su obra “LHOOQ” en el año 1919 que se trataba entonces de una parodia de Gioconda de Da Vinci. A esta figura el artista le pintó una especie de bigote con las siglas LHOOQ por debajo. Cuando estas letras son deletreadas en el idioma francés, hace referencia a una frase que dice algo como “Ella tiene calor en el trasero”

Jean Arp, en el año 1916 presentó su obra dadaísta “Collage con cuadrados ordenados de acuerdo a las leyes del azar” en este trabajo el artista presentó un fondo gris sin nada más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *