Gramemas: Definición, Tipos y Ejemplos

Gramemas

Estudiar las palabras es una tarea algo compleja ya que existen muchos detalles que se deben estudiar a profundidad, tal es el caso de los gramemas que no conocemos de manera detallada pero que están ahí siendo parte de aquellas palabras que usamos de manera cotidiana.

Podemos decir entonces que e las palabras existen diferentes componentes y cada uno de ellos, generalmente, tiene un significado. Sin embargo hay una unidad que se encuentra dentro de la palabra que carece de un significado léxico y esto es lo que conocemos por gramema. Se trata pues de una parte de una palabra cuya función es indicar género, tiempo verbal o número.

, Gramemas: Definición, Tipos y Ejemplos, Estudianteo

Entonces podemos comprender que, por ejemplo la palabra “camiones” está compuesta por el lexema que es la palabra “camión” y el gramema que es “es” y podemos ver que, en este caso, el gramema sirve para indicarnos pluralidad.

Los gramemas son totalmente dependientes de la palabra, es decir que no pueden ir por sí solos ya que no aportarían ningún significado y hasta pueden pasar por errores gramaticales, es por esto que siempre van unidos a otro morfema a fin de aportar información valiosa.

Tipos de gramemas

Se puede decir, a modo general, que solo existen dos tipos de gramemas que serían los nominales y los verbales. El primero se trata de aquel que va con los sustantivos y los adjetivos, en la lengua española son los que marcarían el género y el número.

En el caso de los verbales son los que van con los verbos que en la lengua española expresan lo que conocemos como accidentes gramaticales, es decir, el número, persona, tiempo y modo.

En este sentido procedemos a explicar de manera detallada cómo funciona casa gramema.

  • Los gramemas que indican género:

Estos gramemas se presentan de forma inherente a los sustantivos y siempre muestran cierta concordancia en cuanto a los adjetivos.Existen algunos sustantivos que usan un género fijo.

Existen casos especiales como la palabra agua que es del género femenino y el artículo es masculino, por eso se escribe “El agua” Otra característica que posee estos gramemas es que en el caso del género masculino es representado con una “o” y en el caso de los femeninos es representado con una “a”. .

Ejemplo: Perra, gato, chico, maestra, nieta, abuelo, sobrino.

  • Los gramemas que indican número:

Estos gramemas son los que sirven para indicar cuando se trata del singular (Uno) o del plural (más de uno). Normalmente se usa con sustantivos, verbos y adjetivos y se representa, en el caso del plural, con la letra “s” al final de la palabra aunque también se usa el “es”.

En el caso del singular no hay una forma de representarlo por lo que no acostumbra marcar. Existen casos especiales En los que hay el morfema cero que se da cuando se tiene una forma fija de plural y singular.

Ejemplo: todos, mamíferos, tulipanes, terrenos, papel, pintura, pincel, lápiz, borrador.

  • Los gramemas que indican tiempo:

El tiempo es considerado un accidente gramatical que es necesario marcar en las palabras ya que es el que indica en qué tiempo se realiza la acción.

Existen tres tiempos que se pueden indicar que son el presente, pretérito y el futuro los cuales pueden ser compuestos o simples.

Ejemplo: cantaré, comeré, camino, caminaré, paseo.

  • Los gramemas que indican persona:

En este caso se trata de los gramemas que indican la persona, gramaticalmente hablando, que se encarga de ejecutar la acción del verbo.

Los gramemas de personas pueden indicar la primera persona, como yo o nosotros, pueden también hablar en segunda persona como tú o ustedes o pueden hacerlo además en tercera persona que sería él o ellos.

Ejemplo: “Amen a sus enemigos y hagan bien a quienes les odian

  • Los gramemas que indican modos:

Se trata de esos gramemas que se usan para marcar cualquiera de los modos indicativos que tenemos en la lengua española que son el imperativo, subjuntivo e indicativo. Estos modos tienen cierta relación con la actitud que tiene el hablante en cuanto a los hechos que está comunicando.

Podemos decir entonces que el indicativo señala aquellas acciones que se dan por sentado como las palabras comí o comeré. En el caso del subjuntivo se expresan acciones que son hipotéticas o posibles como en el caso de las palabras Comiese o comiere.

De igual manera ocurre con el imperativo se indica más bien el dese que tiene el hablante de que alguna persona pueda realizar o no cualquier acción determinada como por ejemplo la palabra coman o comed, aquí no se presentan los tiempo verbales y sus gramemas se usan solo en los casos que habla en segunda persona.

Ejemplo: “Dejad que ellos se acerquen a mí”

Existen también algunas palabras en las que se combinan varios tipos de gramemas como, por ejemplo la palabra “gatas” aquí vemos que se habla en género femenino y que además se indica que son varias gatas por lo que es plural, utilizando así el gramema de género y el de número.

Lo mismo ocurre con la palabra “comiéramos” en la cual se usan los gramema de número y el que indica los modos. Todo esto nos habla de la riqueza de la lengua española y de lo compleja que ésta puede llegar a ser, es por esto que conocer a profundidad los gramemas es de mucha importancia a fin de poder hacer buen uso de nuestra lengua ya sea de manera oral o escrita.

, Gramemas: Definición, Tipos y Ejemplos, Estudianteo

Importante: Si quieres utilizar como fuente el contenido de Estudianteo, asegúrate de citar al autor del artículo y de enlazar a la página web de origen con un enlace (Estudianteo) para respetar el Copyright del contenido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *