Importancia de la investigación: elementos y características

La investigación

La investigación hace referencia a todo un conjunto de actividades que se llevan a cabo para obtener conocimiento sobre algo de manera específica. Puede que sea para conocer desde cero algún tema o para ampliar mucho más lo que se sabe el mismo. Además la investigación permite crear soluciones a posibles problemas o conseguir respuestas a algunas preguntas concretas. 

Es decir que cualquier método que el ser humano pueda aplicar para ampliar su conocimiento sobre algún tema, se puede considerar investigación. No existe un campo del saber en la humanidad que no cuente con una etapa completa de investigación. Los investigadores son los que trabajan en todo este proceso de principio a fin. Estos son pieza importante en áreas como la ciencia, tecnología, historia, matemáticas, biología, teología, psicología, filosofía, etc. 

La importancia de la investigación

Para toda la humanidad, la investigación se ha convertido en una labor que es vital pues es a través de ella que se pueden adquirir nuevos conocimientos acerca de todas las cosas. En la investigación descansa la posibilidad que tiene el hombre de poder comprender todo el universo. 

Es importante comprender que todos los conocimientos que hoy podemos ver como cotidianos o normales, en un tiempo estuvieron ocultos y fue en un proceso de investigación que se revelaron a nosotros. 

La acumulación de saberes, aunque en algunas áreas ha sido de manera más lenta que en otras, nos habla de que hemos ido evolucionando como raza humana. Las generaciones de investigadores que hemos tenido en toda la humanidad han hecho posible todo lo que vemos actualmente.

Es por eso que la investigación es realmente importante y es una labor que no se puede detener ya que no hay una ciencia en la que se pueda decir que no hay más nada que saber. 

Los elementos de la investigación

Son muchos los tipos de investigaciones que se pueden realizar. SIn ebargo en todas ellas existen algunos elementos que se aplican. Entre estos elementos se encuentran los que se explican a continuación. 

La hipótesis o pregunta inicial

Este es el punto de partid, el principio de todo proceso investigativo. Se trata de alguna pregunta, una duda la cual no se haya podido responder con total seguridad. Puede ser que ya exista alguna hipótesis o propuesta que dé respuesta a esta pregunta pero de igual forma es necesaria una comprobación. Esto se puede obtener en un proceso de investigación. 

El método 

Esto quiere decir que se debe establecer o elegir algún procedimiento comprensible para todo el proceso de la investigación. Este procedimiento también debe ser explicable, comparable y replicable. Debe tener un orden específico, es decir que debe seguirse un paso a paso en todo el método. Cada tipo de investigación tiene su propia metodología. 

La muestra o población

Aquí nos estamos refiriendo exactamente a unos datos o informaciones que forman parte de todo lo que se va a estudiar o investigar. Puede que, dependiendo el motivo de nuestra investigación, se trate de animales, personas, zonas, textos, etc. 

Las variables

Se refiere a los elementos que se mantienen ocultos o de los cuales no se conocen los valores. Las variables son todos los posibles resultados y, cuando comienzan a salir a la luz, es necesario poder clasificarlas. Esto aportará orden a todo el trabajo de investigación y al final de todo el proceso será muy fácil de interpretar. 

Los riesgos

En todos los procesos investigativos, se debe tener presente que existen los riesgos. Estos son pequeñas posibilidades de error o de que todo el proceso presente fallas. Esto ocasiona una pérdida de datos y de tiempo para los investigadores. Sin embargo, estos riesgos son parte de todo proceso investigativo sin importar el tipo de investigación que sea. 

Características de la investigación

En todos los procesos de investigación, los cuales pueden ser muy variados, existen exigencias sobre la rigurosidad. La objetividad y sistematicidad que debe haber en las mismas aunque sea un mínimo. Además de esto, es necesario que se aplique un método comprensible, explicable y transmisible. Esta metodología debe tener un aval de terceros los cuales deben ser especializados. 

Las investigaciones deben ofrecer resultados que sean totalmente cuestionables, es decir, que se puedan poner en duda y permitan abrir una nueva investigación. Esto es así porque puede que en cada área, existen métodos que se presenten con mucha más validez que algunos otros y así es como debe ser. 

Otra de sus características es que todo proceso investigativo se debe hacer de manera voluntaria. Esto quiere decir que no se puede hacer de manera obligatoria, pues los resultados no serán objetivos. Debe ser un proceso activo, que estén en constante crecimiento y avance. 

La hipótesis o pregunta principal se convierten en la parte inicial de toda investigación. El propósito de la misma es resolver ese primer paso y así dar pie a nuevas hipótesis o incógnitas. Los procesos de investigación deben contar, desde su inicio, con objetivos claros. Estos se alcanzan a través de un método que permite el desarrollo ordenado de toda la investigación.

Como parte final de todo se obtiene el o los resultados, estos deben ser analizados a profundidad. A partir de este análisis es que se obtienen las conclusiones que viene a ser el último paso de la investigación. Cuando una investigación no cuenta con una conclusión es porque o no está terminada o se canceló en medio del proceso investigativo ya sea por falta de recursos o por alguna otra razón. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *