Oraciones impersonales (qué son, tipos y ejemplos)

¿Qué son las oraciones impersonales?

En el español hay diferentes tipos de oraciones, una de ellas es la impersonal. Estas son un tipo de oración en la cual no hay sujeto. Es decir, que no es solamente que no se identifica o que permanece oculto sino que carece totalmente de él. Desde un punto de vista sintáctica en la lengua española, se dice que la oración impersonal es la que no puede tener un sujeto sintáctico que sea recuperable. En este sentido es importante mencionar dos aspectos importantes que son:

  • Ningún elemento que se encuentre presente en este tipo de oraciones puede representar uno o más sujetos.
  • No se permite suponer tampoco algún sujeto implícito como el omitido, elíptico, tácito o elidido.

 

Entonces se puede comprender que el caso de que se presente una oración como, por ejemplo: “En esta casa se come mal”, Lo primero que notamos es que no existe algún sujeto en esta oración. Sin embargo puede que exista un sujeto de manera implícita, que no se puede añadir dentro de la oración porque no sería aceptado. Por ejemplo, añadiéndole un sujeto la oración sería: “En esta casa ella se come mal” entonces pierde coherencia. En estos casos se confirma que se trata de una oración del tipo impersonal.

Tipos de oraciones impersonales

Este tipo de oraciones tiene algunas consideraciones o clasificaciones que se deben tener en cuenta para comprender de manera más efectiva cómo es su funcionamiento. Esta clasificación se hace según el verbo que se emplee y cómo se emplee el mismo, en este sentido se dice que los tipos de oraciones impersonales son:

Oraciones impersonales con verbos 

Oraciones impersonales con verbos meteorológicos o de fenómenos naturales

Se trata de esas oraciones en las que se incluyen términos que hacen referencia a sucesos meteorológicos que ocurrieron, ocurren o van a ocurrir en un futuro. En estas oraciones se usan términos como: granizar, atardecer, relampaguear, llover, atardecer, nevar. Hay oraciones en las que se usan elementos que pertenecen a metáforas como, por ejemplo: “Le llovieron aplausos” “Amanecimos en las cabañas” En estas oraciones se usan como metáfora por lo tanto la impersonalidad queda totalmente anulada.

Oraciones impersonales con el verbo haber

En la lengua española a las oraciones que tienen el verbo haber se convierten en oraciones transitivas e impersonales. Esto es porque el verbo haber se debe conjugar en tercera persona pero del singular lo que quiere decir es que no se debe concordar con lo que se considera elemento nominal que se encuentra en compañía pero que no es parte el sujeto sino que es parte de un complemento directo. Por ejemplo: “Hay cosas importantes para hacer” “Había muchos niños”.

Las oraciones impersonales con verbo ser, hacer y estar

Este tipo de verbos, también se usan para formar oraciones impersonales pero cuando hacen referencia a algunas condiciones atmosféricas o a alguna estación o paso del tiempo. Por ejemplo: “Es primavera” “Es algo tarde” “Es por esto que hace calor” “Hoy está despejado” “Hace meses que no nos vemos”.

Oraciones con otros tipos de verbos

En la formación de las oraciones se emplean muchos tipos de verbos con los que también  se hacen oraciones del tipo impersonal. En el caso de este tipo de oraciones el verbo se conjuga en tercera persona del singular. Algunos de estos verbos se encuentran relacionados con algunas percepciones de los sentidos o afecciones físicas que resultan molestas o negativas. En este sentido hay verbos que se usan con frecuencia como por ejemplo: molestar, zumbar, picar, escocer, oler, apestar. Ejemplo de oraciones que usen estos verbos: “Aquí huele muy bien” “Me duele en la mano” “Le pica la mejilla”.

Oraciones impersonales con sujeto tácito

Estas son partes de las oraciones impersonales semánticas en las que el sujeto es tácito pues se trata de uno que es genérico que no se expresa. Esto puede ser por casos de omisión por desconocimiento como “Me robaron la cartera en el autobús”, por omisión voluntaria “Me han regalado unas franelas para deporte” o por omisión por indeterminación como “Comentan que el profesor de química no se encuentra”.

Oraciones impersonales reflejas

Este tipo de oraciones impersonales vienen formadas con un pronombre personal. Queda como ley establecida en la lengua española que este tipo de oraciones se conforman también usando un verbo pero en la tercera persona del singular. Por ejemplo:

  • Con verbos intransitivos: Estos son sin tener complemento directo. Ejemplo: “Se dice que el mejor llegar a casa que a la oficina” “En invierno se duerme mal por el frío que hace”.
  • Con verbos transitivos: Este tipo de verbos transitivos siempre vienen acompañados de un elemento del tipo nominal que viene a ser un complemento directo que anuncia o indica una cosa o una persona. Las oraciones impersonales se fabrican con uno de los verbos transitivos y siempre usan como un complemento directo a una persona precedida de una preposición a. Este complemento directo puede ser en plural o en singular y el verbo siempre se debe conjugar en tercera persona pero del singular. Por ejemplo: “Se entrevistó a un desconocido que era director de orquesta

En estos casos si el complemento directo resulta ser una cosa, no se debe tomar como una oración impersonal sino como una oración pasiva refleja. En estos casos el sujeto de esta oración es el que se conoce como sujeto paciente. Además resulta ser el mismo elemento nominal que viene a acompañar al verbo y, en todos los casos tienen que concordar con el mismo verbo en número. Por ejemplo “Se vende auto de segunda mano” y “Se venden autos de segunda mano”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *