Positivismo: qué es, orígenes y ejemplos

¿Qué es el positivismo?

El positivismo es un tipo de filosofía que se ha convertido en toda una corriente en la que se afirma al conocimiento científico como el único conocimiento auténtico. Además asegura que el mismo sólo puede surgir de un método científico.Tal como lo hacen las ciencias físicas en donde se nota claramente el dominio total de la naturaleza en todas sus aplicaciones que de ella derivan. 

En consecuencia de esto se ha creado cierta crítica, por parte de todos los positivistas, en cuanto a la metafísica. Ellos consideran que es una pseudoconciencia que busca alcanzar todas las cosas que se encuentran mucho más allá de lo que es la ciencia en sí. Una de estas líneas que se siguieron de esta crítica, fue lo que originó la filosofía analítica. Esto porque tomó especial interés de estudio todo lo relacionado con las trampas del lenguaje. 

Surgimiento y desarrollo del positivismo

El positivismo surge en el siglo XIX como un pensamiento derivado de lo que fue el empirismo y la epistemología. Fueron los pensadores Auguste Comte y Henri de Saint – Simon que eran de origen francés, además contaron con el apoyo del británico John Stuart Mill.

Durante la segunda mitad del siglo XIX logró desarrollarse en todo el territorio Europeo. Este mismo siglo fue testigo de este positivos a niveles que se consideran extremos y otros muy idealista. A principios del siglo XX comenzó a ofrecerse una amplia cantidad de escuelas que funcionaban bajo el positivismo. 

Entonces todo este movimiento positivista lo que buscaba era hacer legítima la manera de estudiar la ciencia naturalista por el ser humano. Además se tomaba en cuenta el ser humano de forma individual como también se consideraba parte de una colectividad. Sin embargo se ha confirmado que fue obra de la Revolución Francesa, que se comenzará a ver el género humano como objeto de estudio.Esto debido a todas las experiencias sin parangones que se vivieron en esa época. 

Las características del positivismo

Como una de sus características más diferenciadora se dice que el positivismo defiende una teoría en la que se afirma que solo existe un método de estudio que se puede aplicar a toda ciencia. Esto establece que toda explicación científica puede ser la misma sin importar la ciencia en la que se esté aplicando. 

De una manera específica se está refiriendo a los estudios que se llevan a cabo en las ciencias que son físico – naturales. Uno de sus objetivos es poder dar explicación a todos los fenómenos que se consideran naturales de forma causa. Para esto hace uso de las leyes generales y universales que rigen toda ciencia. 

Todo esto lo que causa es que se considere que la razón es un medio válido para otros fines, específicamente la razón instrumental. Tiene una forma inductiva de conocer, así menosprecia las otras teorías que se han creado a partir de algunos principios que se consideran han sido recibidos sin una mirada objetiva. 

Fue Comte el que se encargó de formular la sociología como una ciencia que posee toda sociedad y la utiliza como un método de estudio para la misma. Esto ocurrió ya en la mitad del siglo XIX. La idea era que la sociología fuera un conocimiento libre en donde se encontrarán todas las relaciones y la filosofía. Todo esto basado en datos que son empíricos en la misma medida que ocurre en las ciencias naturales. 

Reacciones en contra del positivismo

Lo contrario al positivismo es el antipositivismo, aunque también se le llama no positivismo, sociología interpretativa, interpretativismo o negativismo. Se trata de una corriente en la que se fija como punto de vista de las ciencias sociales.Es este mismo punto óptico el que lleva a los académicos a rechazar todo lo que tiene que ver con el empirismo y lo que es el método científico. En este punto deben tomar el desarrollo e investigación que ha tomado las ciencias sociales. 

Este antipositivismo es una de las muchas reacciones que ha provocado el positivismo. Aquí lo que se pone en crítica es precisamente esa incapacidad que tienen los positivistas para apreciar los métodos de estudio que aplican las ciencias sociales.

En estos métodos se toma en cuenta al hombre, la sociedad y la cultura porque se considera que son poseedores de propiedades únicas. Estas pueden ser la intencionalidad. La creación de significado y  la autorreflexividad. Estos tres aspectos son dejados de lado por parte de todos los positivistas. 

Toda esta ola antipositivista se relaciona con muchos debates que se ha llevado a cabo a lo largo de la historia de la filosofía y la sociología vistas como ciencias. Sin embargo, desde un punto de vista más moderno que nos da la práctica actual de la ciencia, se equipara con algunos métodos de investigación. Específicamente de los que son cualitativos, en cambio en la investigación positivista se toma un estudio más cuantitativo. 

Corrientes positivistas

Existen muchas corrientes que vienen del positivismo, entre ellas podemos nombrar las siguientes: 

  • El empiriocriticismo.
  • El positivismo metodológico o conceptual.
  • El positivismo realista. 
  • El positivismo ideológico.
  • El positivismo analítico. 
  • El neopositivismo.

La filosofía de la ciencia y la epistemología poseen enfoques que tradicionalmente son los que han funcionado como críticos de lo que es el positivismo. SIn embargo, las dos posturas no se contradicen necesariamente. 

De igual manera en el ámbito del derecho existe lo que se conoce como el positivismo jurídico o iuspositivismo. Este no se relaciona con el origen del positivismo filosófico en sí, sino más bien con el concepto que tiene el derecho positivo. Esto es la consideración y ejercicio del derecho como una creación que pertenece al ser humano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *