Qué es la comunicación: ejemplos y tipos

¿Qué es la comunicación?

La comunicación es un proceso que se lleva a cabo como un acto social pues es la acción de poder transmitir y/o recibir un mensaje. Entendmos entonces que la comunicación es el resultado que se obtiene cuando nos comunicamos con los demás. Es un acto que desde el principio de la humanidad se ha convertido en indispensable y se lleva a cabo por todos los seres vivos.

Sin la comunicación no pudiéramos conocer todo el mundo que tenemos alrededor. Además se nos haría imposible la tarea de expresar nuestras propias ideas y experiencias con las personas que nos rodean. Viéndolo de esta manera podemos decir que la comunicación se ha convertido en una verdadera necesidad para la sociedad. Sobre todo en esta época en la que, tecnológicamente, ya las fronteras han dejado de existir.  

Las características de la comunicación

Como primera característica podemos decir que la comunicación requiere cierto dinamismo entre las partes que la conforman, es decir, entre el emisor y el receptor. En todo este proceso siempre hay uno que tiene más participación que otro y esto entra en ese mismo dinamismo que hay en el proceso. 

Otro detalle a tener en cuenta es que no en todas las ocasiones la comunicación va a darse de manera óptima. En algunos casos intervienen otros factores que pueden impedir el proceso. Esto se puede presentar en caso de que el emisor y receptor no se conozcan con anterioridad, por lo que la comunicación suele ser torpe, escasa o incómoda. Además también puede que el mensaje sea interpretado de forma incorrecta. Esto puede que sea causado por los sonidos o el contexto que se dé en medio del proceso de comunicación. 

Este tipo de inconvenientes pasan a ser característicos en todo proceso de comunicación. Muchas veces con solo tomar en cuenta los errores que se cometen ya se pueda establecer una buena comunicación. Por ejemplo esperar que el ruido acabe para dar comienzo  la conversación o esperar estár en un lugar más apropiado para transmitir ciertos mensajes. Esos detalles deben ser tomados en cuenta tanto por el emisor como por el receptor. 

Elementos que intervienen en la comunicación

El mensaje

El mensaje se forma al usar los diferentes códigos y señas que se emplean en el proceso de comunicación. Además puede existir en el mensaje el uso de imágenes, sonidos y claves que permitan hacer posible el acto de comunicarnos. 

El receptor

Este viene a ser la persona que recibe todos esos códigos que intervienen en el proceso de comunicación. Puede que exista el mensaje, pero hasta que no es entregado al receptor no se toma como comunicación. 

El emisor

Sabemos que el emisor es el que da comienzo a todo el proceso. Es esa persona que toma la iniciativa y comienza a establecer una conversación. En este caso podemos decir que esa persona es la que decide dónde, cómo y cuándo va a transmitir el mensaje al receptor. 

El código

El cóigo es ese conjunto de símbolos, claves, imágenes que se comparte por las dos o más personas al momento de darse la comunicación. Estas personas son el receptor y el emisor, los cuales pueden intercambiar de papel varias veces en todo el proceso de conversación.

El canal

En el caso de este elemento en particular entran en cuenta algunos factores extras que tienen que ver estrictamente con el medio por el cual el mensaje es enviado desde el emisor hacia el receptor. Este medio puede ser totalmente visual o gráfico.

Por ejemplo al momento de hablar de un canal gráfico y visual podemos mencionar un anuncio publicitario. En el caso de que sea oral y auditivo, el mejor ejemplo es cuando hablamos con otra persona que puede ser de frente a frente o a través de algún dispositivo. 

Existen algunas personas que presentan dificultades que no le permiten comunicarse con ninguno de los canales ya mencionados. Para ellos existen canales especiales que pueden usar para llevar a cabo este proceso de intercambio de mensaje. 

El contexto

Justo en este punto hacemos referencia exactamente a un elemento el cual no es tomado en cuenta pues se considera de poca o nula importancia. Sin embargo, en el estudio profundo de la comunicación nos encontramos con que el contexto es el ambiente donde el mensaje se desarrolla.

Esto determina la manera en la que el receptor va a recibir el mensaje enviado. Es por esto que en el contexto se debe tomar en cuenta la forma y el ámbito en el que se da el mensaje al receptor. 

Los sonidos

Todos aquellos sonidos que se puedan presentar en el proceso de comunicación y que no pertenecen a los que se emplean para enviar el mensaje pueden causar distorsiones.

Lo que esto quiere decir que transmitir un mensaje en un ambiente muy ruidoso no va a permitir que el mensaje de pueda transmitir de forma correcta, tomando el riesgo de que la otra persona reciba un mensaje equivocado. 

La retroalimentación

Se trata del acto de intercambiar puesto con la otra persona. Es decir que en el proceso se crea un intercambio de mensajes haciendo que el emisor pase a ser receptor y viceversa. Esto crea una retroalimentación que permite ampliar el mensaje e incluso transmitir más de un mensaje. 

Es un proceso que toma en cuenta la interpretación que se le da al mensaje. Esta interpretación está en manos del receptor y debe de contener o tomar en cuenta todos los demás elementos de la comunicación. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *