Sintagma: Qué es, tipos, principales diferencias y ejemplos

Sintagma

Como un concepto básico podemos decir que el sintagma es una parte de la oración que pueden ser varias palabras o una sola y que cumplen una función específica, por sí solo el sintagma puede carecer de significado pero junto a las demás palabras de la oración toma sentido y se convierte en una parte importante de ella. Como una de sus características más importantes vemos que los sintagmas tienen un núcleo y este es el que le da el sentido sintáctico y puede que en algunos casos el núcleo esté constituído por más de una palabra.

Por ejemplo podemos tomar la oración “Andrés va a clases de canto los lunes” en la cual vemos que “Andrés” viene a ser el sintagma de una sola palabra, pero dentro de esta oración se encuentran otros dos sintagmas de más palabras que serían “clases de canto” y “ los lunes”. El núcleo puede hacer la diferencia entre un tipo de sintagma y otro, es por esto que se deben conocer todos los tipos de sintagmas que existen a fin de poder identificarlos de la manera correcta. Los sintagmas tienen una estructura única en cada tipo pero todos tienen un núcleo que viene siendo la palabra con más jerarquía dentro de la oración, dependiendo de esta palabra el sintagma se clasifica en alguno de sus tipos.

Tipos de sintagmas

  • Nominal: Se identifica también como SN y es el que vemos en la oración comúnmente como un nombre o pronombre. El SN es equivalente al sujeto de la oración. Un ejemplo sería: Marcos, la pelota o la pelota que más me gusta. Vemos que aparece como un SN de una sola palabra, que es el nombre de una persona, y luego vemos que se constituye de dos o más palabras, puede que se presente con una estructura que incluya adjetivo y sustantivo.
  • Preposicional: Conocido también como Sprep p SP el sintagma preposicional es aquel que se usa en conjunto con una preposición, como, por ejemplo “entre las cuerdas sonantes” vemos que “entre” viene siendo nuestro SP en esta oración. En la lengua española los SP se pueden usar como complementos de régimen junto a un verbo, también funciona como adjunto en un sintagma nominal o en uno verbal y como complemento directo de una persona.
  • Verbal: El SV Puede ser reconocido también como un predicado en una oración ya que es un verbo pero en este caso tiene un significado dentro del léxico. Por ejemplo en la oración “lejos de aquí” vemos cómo SV a la palabra “lejos”.
  • Adjetival: Es el que va junto a un adjetivo, se puede ver como SAdj y funciona también como atributo, complemento predicativo o cómo adyacente. Ejemplo, en la oración “Lleno de esperanza” vemos el SAdj en la palabra “Lleno” .
  • Adverbial: El SAdv funciona como complemento de adverbio, grado, complemento directo, complemento circunstancial. Es decir que es el que va junto a un adverbio. Un ejemplo lo podemos ver en la oración “Lejos de todo” donde el SAdv sería la palabra “Lejos”.
  • De tiempo: Es el que se emplea en varias lenguas del mundo para la mantener el orden sintáctico o para controlar el comportamiento de ciertos auxiliares en la oración.
  • Complementante: Se usa en oraciones interrogativas y funciona para explicar el uso del signo de interrogación que varía de acuerdo a la lengua pudiendo funcionar al inicio de la oración interrogativa o al final.
  • De negación: Es el que se usa en oraciones donde existe alguna negativa, en las diferentes lenguas estas negativas pueden ser muchos como, por ejemplo, la palabra no, nunca, nadie, jamás, son negativas.
  • Determinante: Aún se mantiene como hipótesis debido a que hay algunas lenguas en las que no existe pero, en las que sí, este tipo de sintagma viene unido a un determinante.

Diferencias de los sintagmas

Las diferencias entre un sintagma y otro pueden ser muy mínimas y esto es algo que en algunas lenguas puede ser en mayor o en menor medida ya que hay ciertas palabras que cambian y esto pudiera suponer un cambio en toda la oración, cambiando también el tipo de sintagma. Hay dos tipos de sintagmas cuyas características parecen ser las mismas por lo que suelen confundirse muy a menudo y estos son los sintagmas nominales y verbales.

En el caso del sintagma nominal sabemos que es cuando el núcleo es un sustantivo, en las oraciones se usa como sujeto porque es de quien se habla, el que hace las acciones que luego se describen en la misma oración. En cuanto al sintagma verbal es mucho más fácil de reconocer porque es el que indica la acción que está realizando el sujeto, es decir que se usa como el predicado de la oración. El núcleo de este sintagma es un verbo e indica acciones, procesos o estados específicos.

Los sintagmas adverbiales y adjetivales también suelen confundirse ya sea por lo parecido de sus nombres, porque están muy relacionados entre sí o porque no se tienen los conceptos claros de cada uno. En este sentido debemos recordar que en el caso de los sintagmas adjetivales se trata de aquel que en su núcleo tiene un adjetivo mientras que el adverbial está un verbo que puede ser modificado por medio de algunos complementos que son adverbiales que le dan un sentido más específico a la oración o a la acción que se está realizando.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *