Texto expositivo: qué es, características y tipos

¿Qué es un texto expositivo?

Existen muchos tipos de textos y uno de ellos es el expositivo. Se trata de aquellos textos que se utilizan cuandoes necesario expresar algún hecho o idea pero siempre objetivamente.

Es decir, sin dejar que la opinión personal ni algún sentimiento que pueda tener el autor afecte la opinión sobre el tema. Son esos textos que podemos ver, por ejemplo, en los textos científicos o académicos. 

Entonces, son todo esto podemos comprender que este tipo de textos específicamente no se expresa la opinión que pueda tener el autor. En todos estos textos se emplean evidencias y fuentes que sirven como respaldo. Estos textos sólo tienen como objetivo dar una información o presentar un tema. 

Características de los textos expositivos

Una de las características que tienen este tipo de textos es que son los que se emplean cuando se va a exponer alguna teoría, hipótesis o tema de interés. De esta manera se garantiza la comprensión del lector de manera objetiva.

Es decir, que no se busca persuadir al lector apelando a sus emociones. En estos casos la opinión del autor no debe ser expresada ya que no cuenta con relevancia alguna. 

A diferencia de lo que son los textos argumentativos que buscan convencer a quien lee sobre algún punto de vista. En el caso de los expositivos lo que buscan es dar información usando muchos recursos lingüísticos.

Estos pueden ser definiciones, ejemplos, citas de fuentes confiables y otros. Además explican las diferentes teorías usando reformulaciones, así emplean palabras diferentes a fin de hacer el tema mucho más entendible. 

Se toman como textos formales pues usan un lenguaje profesional y no uno coloquial. Sumado a esto se describen los hechos tal como son, es decir, sin dejar espacios para malas interpretaciones.

Tipos de textos expositivos

Dentro de los textos expositivos existe una subdivisión según sus características específicas, entonces podemos decir que hay dos clases de textos expositivos. 

Textos expositivos divulgativos

Se refiere a esos textos que son escritos para un público generalizado. Es decir, este público no necesita conocer previamente de la materia de la cual se está hablando en el texto pues todo esto es explicado en el mismo. 

Un ejemplo de este tipo de textos lo vemos en los textos de las enciclopedias. Otro está en los folletos que explican algún tema en especifico y otro ejemplo lo tenemos en los textos que usamos en etapa escolar. 

Textos explicativos especializados

Estos son unos textos en los que sí es necesario conocer previamente del tema que se está tratando. En ellos se tratan temas que resultan complejos y se emplean palabras técnicas de tema.

Estos textos son, por ejemplo, esos que hablan de temas médicos, en los que se usan palabras que para otra persona, que no podía dichos conocimientos, será muy complicado de entender. 

Otro ejemplo de estos textos lo vemos en las tesis de  grado y en aquellos textos de carácter legislativo. 

¿Qué estructura debe tener un texto explicativo?

Los textos que se consideren expositivos deben contar con una estructura dividida en tres partes. 

  • Introducción: Se trata de un espacio del texto que, normalmente se ubica al principio de este. En esta parte lo que se quiere es contextualizar a la persona que lee. De esta manera será mucho más fácil comprender, desde el inicio, de qué trata el tema a continuación. 
  • Desarrollo: Es un espacio del texto en el cual se detalla y profundiza en el tema. Puede estar dividido en muchos segmentos que van a distribuirse de manera que el texto sea comprensible. Además se utilizan subtítulos, listas numeradas y demás recursos que hacen la lectura fácil y entretenida. 
  • Conclusión: Esta es la etapa en la cual el texto llega a su final. Se trata de uno o varios párrafos en donde se hace una síntesis de todo lo que se ha hablado en el desarrollo del tema. De esta forma se resume la idea completa del texto y se busca expresar e aprendizaje que se obtuvo del tema tratado. 

Recursos usados en los textos expositivos

Son muchos los recursos que se pueden emplear en este tipo de textos con la intención de poder brindar al lector una mejor y más fácil experiencia. Entre todos estos recursos podemos nombrar los siguientes: 

  • Definiciones: Estos son enunciados que se usan para hacer una representación o explicación del tema que trata el texto. Es necesario que se haga de forma objetiva y con el lenguaje adecuado que este tipo de textos requiere. 
  • Comparaciones: Se entiende como una relación que se establece entre semejanzas entre dos o más ejemplos relacionados al tema en cuestión. Estas se emplean con la idea de poder afirmar o aclarar algunas dudas que pudieran presentarse a medida que el tema va avanzando. 
  • Ejemplos:  En este caso podemos decir que los ejemplos son modelos que ayudan a comprender el tema del que habla el texto. Se presentan como frases que facilitan el proceso de escritura y comprensión del contenido, sobre todo cuando este es demasiado técnico o complejo. 
  • Imágenes o gráficos: Normalmente se ubican en los anexos del texto, en la parte final. Se trata de recursos visuales que nos ayudan a dar un complemento al texto. Así, usando este recurso, se facilita la comprensión de todo el texto. A su vez pueden emplearse para dejar evidencias de lo que se afirma en el texto o de reflejar resultados obtenidos en el mismo.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *