Verbo: Tipos de modo (Infinitivo, Gerundio…), Tiempos Verbales y Ejemplos

Los verbos son palabras que se usan para formar oraciones y que se usan para expresar las acciones, el estado o la pasión del sujeto, es decir, el verbo es lo que le da vida a aquello de lo que se habla en la oración.

El verbo, al ser conjugado, también puede indicar en qué tiempo y persona sucede el hecho. Por ejemplo en la oración “Alejandra camina por la playa” podemos ver la acción que Alejandra está haciendo que en este caso es caminar, además vemos que está en tiempo presente ya que la acción se está realizando al mismo momento de escribir la oración. Por lo que podemos comprender que en este ejemplo la palabra camina es el verbo.

Los verbos se forman por los morfemas y una raíz, todo esto permite expresar número, tiempo, modo y variaciones de sujeto o de persona en las oraciones. Además los sufijos y los verbos auxiliares pueden ayudar a construir los diferentes tiempos y algunos aspectos básicos de la oración.

Tipos de verbos

  • Verbos simples: son los que forman parte de lo que es el núcleo que tiene el predicado. Ejemplos de verbos simples son: Tocar, saltar, brincar, tomar abrir, subir, descender, escalar, etc.
  • Verbos copulativos: Son los que se usan para unir al sujeto y aquello que se dice de él en la oración. Estos no deben modificar lo que se dice en la oración, son también conocidos como verbos de ser y estar. Ejemplo: El jugo está frío, Dios es grande, el niño está solo.
  • Verbos indicativos: Son los que se usan para indicar alguna acción en particular, estos pueden ser el difernetes tiempo y una característica que tienen estos verbos es que no siempre tienen por qué seguir una regla en especial. Un ejemplo de este verbo es la palabra correr cuyo infinitivo es correr y presente indicativo es corre.
  • Verbos complejos: Son aquellos que no solo tienen una palabra sino que tienen más de una, ejemplo: He comido, ha llovido. También se le conoce como verbo complejo a aquel en donde se adhiere un sufijo y un prefijo que sería a y ar respectivamente. Ejemplo: flojo y aflojar, grave y agravar.
  • Verbos transitivos: Son los que se usan cuando hay que pasar una acción entre el sujeto y otro ser distinto o cuando se va a pasar de una acción a otra. Un ejemplo lo podemos ver en las siguientes oraciones: Juan escribe un libro, Javier estudia la tarea. También existen los intransitivos que se usan cuando la acción no pasa a nadie sino que habla del mismo sujeto. Ejemplo: Yo salto rápido, el joven va a la casa.
  • Verbos irregulares: Estos son aquellos verbos que cuando se conjugan modifican su raíz. Por ejemplo el verbo ser, al ser conjugado vemos que cambia: yo soy, tú eres, etc y se trata siempre del mismo verbo.
  • Verbos recíprocos: Son transitivos, es decir, que necesitan obligatoriamente de un auxiliar. Estos se usan en las oraciones que existen acciones que se realizan entre dos o más sujetos. Ejemplo: “Todos nos encontramos bien”, “los dos se abrazaron entre sí”.
  • Verbos imperativos: Son los que, al ser usados, dan una orden de alguna acción específica. Ejemplo: ¡Escucha!, ¡Estudia!, ¡Odien!, ¡Vete!
  • Verbos subjuntivos: Son los que se usan para describir acciones de manera hipotética y normalmente vienen precedidos por un “que”. Ejemplo: Que yo haya sabido, que yo sepa, que yo supiera.
  • Verbos infinitivos: Pueden ser regulares o irregulares y se usan para expresar alguna acción y normalmente terminan en ar, ir, er. Ejemplo: caminar, luchar, comer, venir, pensar, enfurecer, leer.
  • Verbos defectivos: Son los que tienen consigo un paradigma flexivo limitado por lo que su conjugación no puede ser completa, es decir, que no se pueden conjugar en todas las personas, tiempos verbales o modos. Son escasos. Ejemplo: acceder, atardecer, nevar, granizar y blandir
  • Verbos auxiliares: Son los que se usan como conectivos pero de verbos en infinitivo, participio o gerundio y así elaborar las formas que se conocen como perífrasis verbal y voz pasiva. Ejemplo: Si yo me hubiera preocupado, ahora no estaríamos así. Habiendo estudiado, es normal sacar buena nota.

 

Tiempos verbales

Los tiempos verbales son los que indican en qué momento se realiza la acción descrita en la oracion, estos pueden ser:

  • Presente: En este tiempo se entiende que la oración fue escrita al mismo momento en el que se está haciendo la acción. Dicho de otra manera, los verbos en tiempo presente explican aquello que se está haciendo en ese mismo momento. Por ejemplo: “María corre en el parque” vemos que María, en ese preciso momento se encuentra corriendo en el parque.
  • Pasado: En este caso los verbos en tiempo pasado nos expresan aquellas acciones que ya fueron realizadas. Son los que nos dan la seguridad de que aquella acción sí se realizó y que no deja lugar a dudas. Por ejemplo, usando la misma oración, pero modificando a un tiempo pasado sería: “María corrió por el parque”, allí vemos que ya la acción fue hecha que en este caso es corrió.
  • Futuro: Los verbos en futuro son aquellos que nos hablan de las acciones que se van a realizar en el futuro. Son, igualmente, verbos que se dicen con seguridad, es decir, convencidos de que tal acción si será realizada. Como ejemplo podemos decir que en la siguiente oración: “María correrá por el parque” vemos que María está planificando realizar tal acción, por lo que el verbo en tiemp futuro sería la palabra correrá.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *