Tipos de normas y sus características (con ejemplos)

¿Qué son las normas?

Las normas son una especie de regla que existen con el fin de ayudarnos a tener una buena convivencia entre los seres vivos. Las normas regulan el comportamiento de las personas y nos ayudan a mantener cierto orden en la sociedad en general. 

Son entonces todo un conjunto de reglas que se articulan con la única idea de poder dejar las bases bien establecidas para un comportamiento que sea aceptado. De esta manera se puede conservar el orden y lo que se considera buen comportamiento entre todas las personas. 

Las normas están presentes a lo largo de nuestra vida en todas las áreas. Podemos verlas desde que comenzamos a crecer, nos hacemos niños más grandes, preadolescentes, adolescentes, jóvenes, adultos, etc. Al principio ellas se adaptan a lo que nosotros necesitamos, pero a medida que vamos creciendo y adquiriendo conocimiento, entonces somos nosotros los que nos adaptamos a ellas. 

Tipos de normas

Los tipos de normas establecen la manera correcta en que una persona debe comportarse cuando está atravesando una circunstancia o se encuentra en lugares determinados.

Son necesarias y se deben acatar de manera obligatoria pues su imcumplimientos traerán consecuencias como, por ejemplo, castigos. El incumplimiento de una norma puede acarrear alguna sanción, sin embargo se deben respetar los derechos humanos en todo momento. 

Las normas sociales

Estas normas las crea la propia sociedad y tienen como origen las mismas costumbres o creencias que cada grupo traiga de sus antepasados. En este caso el incumplimiento de una de estas normas puede hacer que la sociedad rechace o repudie a la persona. Es así como se crea lo que es el rechazo social que se ve en muchas comunidades. 

Las normas morales

Las normas que son del tipo moral tienen su comienzo en la misma conciencia de las personas. Son las que se encargan de dirigir la conducta de los individuos para que actúen conforme a lo que se cree ético. 

Las normas religiosas

Son establecidas de manera personal por cada individuo Su imcumplimiento no acarrea alguna consecuencia negativa socialmente. SIn embargo los temas religiosos son de mucha importancia en la sociedad, es por esto que estas normas se toman con mucho respeto y responsabilidad. Su incumplimiento trae, según los creyentes, consecuencias espirituales. 

Las normas jurídicas

En el caso de este tipo e normas son  aquellas que crea una autoridad que es competente para tal acción. Estas existen con el propósito de poder regular lo que es la conducta en el ser humano. Es deber de todo el poder cumplirlas al pie de la letra. 

El incumplimiento de una de estas normas puede que nos genere alguna consecuencia negativa como lo sería algunos castigos. Además esa autoridad puede tomarse la libertad de obligar a que estas normas sean acatadas usando lo que se conoce como fuerza bruta. Esto se puede presentar aún cuando el individuo esté totalmente en contra de esta voluntad obligada. 

Las normas de grupo

Cuando hablamos de las normas de grupo, nos estamos refiriendo a esas normas que son de acuerdo a lo que ese grupo considero que es aceptable. Es por esto que, en este caso, las normas pueden ser totalmente diferentes entre un grupo y otro.

Algunas normas sólo se establecen para ser aceptados en dicho grupo, otras se crean con el propósito de establecer la conducta correcta del o los integrantes del grupo. 

En algunos casos se establecen normas que se deben cumplir especialmente en reuniones o actividades determinadas o no.

Las normas grupales pueden ser implícitas o explícitas pues pueden presentarse como pautas o reglas.  Es necesario que todos los que forman parte del grupo en cuestión puedan comprenderlas para así poder transmitirlas y, lo que es más importante, puedan cumlirlas con exactitud. 

Características de las normas

Las normas, para que sean tomadas como tal, deben seguir una serie de características que se explican a continuación. Por ejemplo deben ser unilaterales, es decir que no hay alguien que exija el cumplimiento de esta norma, aunque sí ha alguien obligado a cumplirla.

Existen algunas que pueden ser bilaterales, es decir que impone los deberes pero también concede algunas facultades. En estas últimas hay quien está obligado a cumlir la nomra y hay alguien que exige este cumplimiento. 

Las normas deben ser autónomas donde la la conducta que adquiera la persona es por voluntad propia. Las normas son heterónomas, se ve cuando la norma la crea una persona pero es otra persona la que debe cumplirla. Un ejemplo de esto es el que se ve en las normas establecidas para contraer matrimonio. 

Son totalmente coercibles, es decir que puede que se obligue al umplimiento de la norma por medio de la fuerza. Por ejemplo, en el caso que una persona tenga un hijo y no se quieran hacer cargo de él, entonces las leyes obligan a esa persona a pagar una manutención hasta cierta edad.

Es importante conocer que algunas normas pueden ser incoercibles en algunas zonas. Por ejemplo en la mayoría de países no pueden obligarte a que sólo tengas un número específico de hijos. 

Las normas pueden regular la conducta interior y exterior de cualquier persona, por eso se dice que son interiores y exteriores. 

Una característica que se debe cumplir en toda norma sin importar su función o tipo, es que deben respetar los derechos humanos. Ninguna norma debe agredir o hacer sentir amenazados los derechos humanos de alguna persona. En estos casos ya no se puede considerar una norma sino un abuso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *