Verbos (qué son, tipos y ejemplos)

¿Qué son los verbos?

En nuestro lenguaje existen palabras que usamos que no sabemos el porqué de ellas. Esto sucede en el caso de los verbos. Si le pedimos a las personas  que nos identifiquen cuáles son los verbos, muy probablemente, pocas podrán hacerlo. El conocer nuestro lenguaje es de mucha importancia porque es con el que nos comunicamos.  Los verbos son palabras simples que usamos de manera cotidiana y que se utilizan para expresar alguna acción que esté ejecutando el sujeto. 

Al usar los verbos siempre debe haber una concordancia entre éstos y el sujeto, tanto en la persona como en el número.Los verbos también se conocen como el núcleo o la parte más importante del predicado. Además de todo, los verbos pueden ir en conjunto con complementos que pueden dar aún más información de como está ocurriendo la acción que el sujeto ejecuta. 

Existen los verbos personales y los no personales. Los primeros son esas que se conjugan en un tiempo verbal específico. Es decir que tiene que concordar con el número y la persona de la que se está hablando. En el caso de los no personales, vienen a ser esas formas que no tienen conjugación. 

Modos y tiempos verbales

Existen en nuestro idioma español, solo tres modos verbales que son los que se nombran a continuación: 

  • Indicativo: Es ese en el que se está expresando información verdadera.  Se ven de manera más frecuente en esas oraciones que no son subordinadas. Como por ejemplo: Almuerzo jugos y arroz todos los días.
  • Subjuntivo: Es el que sirve para brindar alguna información del tipo virtual. Es decir que es inespecífica, que no se puede verificar. Normalmente se presentan luego de una oración del tipo negativa y luego de una que sea subordinada. Por ejemplo: No creo que hoy almuerce jugos y arroz.
  • Imperativo: Este tipo de modo verbal es el que se usa para expresar una orden o ruego de manera directa. Estos no poseen tiempos verbales diferentes como en el caso del subjuntivo o el indicativo. Solo admite dos variables que vienen  a ser la negativa o afirmativa. Por ejemplo: Dame más agua, por favor. 

En cuanto a los tiempo verbales se puede decir que es el que dice en qué momento se está ejecutando la acción. En el español vemos que los tiempos verbales se encuentran en el subjuntivo e indicativo y pueden ser simples o compuestos. 

En el caso de los tiempos simples tienen sólo un verbo. Por ejemplo: como a las nueve, te busco cuando salga de estudiar. 

En los compuestos se ve que consta de un par de verbos donde hay un auxiliar que se conjuga con el principal. Ejemplo: Hoy he comido a las nueve, Carlos te llevará cuando haya salido de clases. 

Al ser una conjugación regular, existen tres verbos que se consideran modelos que son amar, temer y partir. 

Tipos de verbos

  • Verbos simples: En todos los casos posibles, este tipo de verbo es el que forma parte del núcleo del predicado. 

Ejemplo: Abrir, brincar, toar, descender, comer, saltar, escalar, subir. 

  • Verbos indicativos: Son los que se usan de manera cotidiana y que se usan para expresar todas aquellas acciones que realizamos. No hay una regla establecida para estos verbos sino que se pueden ajustar según el tiempo, la persona y la forma  en la que se están conjugando. 

Por ejemplo: En el caso del verbo correr, en presente sería corro. 

  • Verbos copulativos: Son los que se usan como cópula o, dicho de otra manera, como unión entre el sujeto y lo que se dice de él. 

Por ejemplo: El jugo está frío, El bebé es hermoso, La mujer está llorando. 

  • Verbos de transición: Se conocen también como verbos transitivos y son esos que poseen algún objeto directo. En estos verbos se pasa a alguna acción o a algún ser diferente del que se está hablando en la oración.

Por ejemplo: Ernesto estudia su tarea, puedo cantarle una canción. 

  • Verbos intransitivos: Son los que no tienen un objeto directo, solo en algunos casos. Al usar estos verbos no se pasa la acción a otro ser. 

Por ejemplo: Yo salgo temprano, El niño va a la casa. 

  • Verbos irregulares: Los lo que se usan en esos momentos que necesitamos conjugar en un modo o tiempo modificando la raíz del propio verbo. 

Por ejemplo: Ser, somos, fuimos. Gobernar y gobierno. Distraer y distraigo.

  • Verbos complejos: Son esos que están compuestos por más de una palabra. Además los verbos  parasintéticos también se cuentan dentro de este tipo y son los que se usan adheridos a un sufijo y un prefijo. 

Por ejemplo: Hondo y ahondar. Grave y agravar. Flojo y aflojar.  

Otras clasificaciones de verbos

Otras de las clasificaciones de los verbos comprenden los siguientes: 

  • Verbos subjuntivos: Los que nombran una acción de manera hipotética. Ejemplo:Que yo sepa, Que yo haya sabido, Que yo supiera. 
  • Verbos imperativos: Los que dan un mandato u orden específico y directo. Ejemplo: ¡Corre! ¡Camina! ¡Estudia! ¡Báñate! ¡Oigan! 
  • Verbos infinitivos: Son los que expresan alguna acción y terminan en “er”, “ar”, o “ir”. Ejemplo: Amar, caminar, correr, comer, jugar, dormir, enfurecer, querer, leer, manipular, pensar, ejercitar. 
  • Verbos auxiliares: Son esos que, unidos a las diferentes formas verbales, forman nuevas formas compuestas como la perífrasis verbal y voz pasiva. Ejemplo: Si yo me hubiera comido eso, no estaría aquí. Habiendo entendido el final, dejé de ver la película.  
  • Verbos defectivos: Son los que poseen algún paradigma flexivo limitado, esto quiere decir que su forma de conjugar no se hace de forma completa. Por ejemplo: Acaecer, atardecer, nevar, granizar y blandir.  

  

, Verbos (qué son, tipos y ejemplos), Estudianteo

Importante: Si quieres utilizar como fuente el contenido de Estudianteo, asegúrate de citar al autor del artículo y de enlazar a la página web de origen con un enlace (Estudianteo) para respetar el Copyright del contenido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *