Definición de triángulo: qué es y ejemplos

¿Qué son los triángulos?

Se conocen también como trígonos y son parte de las figuras usadas en geometría. Los triángulos son entonces figura básicas, planas cuya característica más importante es que posee tres lados. De hecho esa es la razón por la cual esta figura recibe su nombre de triángulo. Los lados del triángulo mantienen un punto de contacto entre ellos que es o que se conoce como vértice. 

Los tres ángulos que posee esta figura se forman cuando un par de sus lados entran en contacto. Han sido motivo de estudio desde tiempos antiguos pues se asocia a conceptos divinos y mágicos. Por esta razón es muy común que esta figura forme parte de diferentes símbolos en el ocultismo. 

Los elementos del triángulo

Los triángulos, aunque a primera vista resultan unas figuras sin muchas complicaciones, están compuestos por varios elementos. Estos deben ir ubicados de forma correcta para, de esta manera, cumplir con todas las características que tienen los triángulos. Estos elementos son los que se explican a continuación. 

Los vértices

Estos son lo que conocemos como puntos de unión entre los lados.  Por ejemplo, os lados A y B se encuentran unidos por medio de un punto, a este punto es el que se le conoce como vértice. De esta forma entonces identificamos cada recta de triángulo como AB, BC y CA. Los vértices se ubican  justo por el lado contrario a los ángulos. 

Los lados

El elemento del triángulo que es más fácil de identificar pues se trata de las rectas que se ubican en el borde de la figura. Como un concepto más exacto podemos decir que se trata de las líneas rectas que delimitan el triángulo y que se unen en cada vértice. 

Los ángulos

Los triángulos poseen, al igual que los vértices y los lados, tres ángulos. Estos se ubican por el lado interno de la figura. Entonces cada lado, que se encuentra en un vértice, forma también un ángulo que siempre va apuntando hacia la parte interna del polígono. 

Clasificación de los triángulos

Existen varios tipos de triángulos que están dentro de dos grandes grupos según algunas características específicas. 

Triángulos según sus lados

Comprendiendo que un triángulo sólo tiene tres lados y tomando en cuenta la relación que exista entre cada uno de ellos, se puede decir que existen los siguientes tipos de triángulos: 

  • Triángulo Equilátero: Es el triángulo más conocido y el más fácil de representar. Esto es así ya que todos sus lados tienen la misma medida.
  • Triángulo Isósceles: En este tipo de triángulo podemos ver una pequeña variación pues sólo uno de sus lados tiene una medida diferente. Este lado, el cual tiene diferente medida, puede ser cualquiera de los tres que componen la figura. 
  • Triángulo escaleno:  Este es el triángulo que no comprende medidas iguales en ninguno de sus lados. Es decir, todas las rectas que lo conforman tiene  diferentes medidas. 

Triángulos según sus ángulos

Esta clasificación no tiene nada que ver con la medida de los lados de esta figura geométrica. En cambio tiene como principal característica la apertura de cada uno de sus ángulos. En este sentido entonces podemos decir que existen dos tipos de triángulos y uno de ellos cumple con una subdivisión. 

  • Triángulos rectángulos: En este tipo de triángulos se puede apreciar que existe un ángulo que se conoce como recto, es decir que mide exactamente 90º. Este ángulo se conforma por los catetos, que son dos lados iguales y por la hipotenusa que es el tercer lado que está contrapuesto. 
  • Triángulos oblicuángulos: Estos son esos triángulos en los cuales no hay ningún ángulo que sea recto. En este tipo de triángulo podemos encontrar dos presentaciones diferentes. Una es el obtusángulo que se presenta cuando tiene un ángulo interior obtuso, es decir que mide más de 90º. En este caso los otros dos ángulos son menores a 90º. La otra presentación  es el rectángulo y se trata de esos en los cuales sus ángulos internos son menores de 901, es decir son ángulos agudos. 

Un punto importante es mencionar que puede establecerse una relación entre estas dos clasificaciones. De esta manera se pueden presentar entonces triángulos combinados. Por ejemplo pueden ser entonces triángulos acutángulo escaleno, triángulo rectángulo isósceles y algunas combinaciones más. 

Propiedades del triángulo

Una de sus propiedades, de hecho, la más notoria, es que los triángulos poseen lados, vértices y ángulos, todos en trios. Estos elementos que conforman los triángulos puede que tengan iguales o diferentes medidas.

Sin embargo, aunque esto sea así, siguen siendo triángulos unos polígonos simples que no tienen diagonal. Esto es así pues tienen sus tres puntos de forma no alineada, entonces es posible formar un triángulo con estos tres elementos. 

Esto es confirmado con la triangulación que es la capacidad que tiene cualquier otro polígono en ser dividido en triángulos, de manera ordenada formando un conjunto. Es por esto que el estudio profundo de estas figuras constituye un punto importante para la geometría en general. 

Otra propiedad que tienen estas figuras geométricas, es que en todo momento son figuras totalmente convexos y nunca son cóncavos. Propiedad que se presenta en ellos gracias a  que sus ángulos no pueden ser superiores a los 180º.

Esta medida también puede ser representada o medida en radianes. Si un triángulo presenta una medida superior a esta, entonces la figura no está siendo representada de forma correcta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *