Elementos de la multiplicación: definición, partes y ejemplo

La multiplicación

En el mundo de las matemáticas se conoce que la multiplicación es una de sus operaciones básicas. En ella se establece que un número se puede sumar en sí mismo un número determinado de veces, arrojando un resultado completo o final, la multiplicación busca simplificar estas operaciones de sumas haciendo todos los procesos tanto de resolución como de explicación, mucho más fáciles de entender y de representar.

Entonces podemos comprender a la multiplicación como una forma de abreviar las sumas y se Simplificarnos muchas operaciones en donde la multiplicación se encuentra implicada de manera directa o indirectamente. . 

Un ejemplo claro en donde podemos ver cómo se representa de manera más simple una operación de sumas en donde el resultado sea 56, podemos decir entonces que:

 8 + 8 + 8 + 8 + 8 + 8 + 8 = 56

16 + 16 + 16 + 8 = 56

32 + 24 = 56

7 x 8 = 56

Vemos entonces que la manera más sencilla de representar esta operación sería diciendo que 8 x 7 es igual a 56. A simple vista parece una operación complicada pero no es así ya que se han creado tablas especiales que contienen los resultados de las multiplicaciones con la intención de ser memorizadas para que, llegado el momento, se pueda resolver de manera fácil y rápido.

En este sentido podemos asegurar que, como en todas las cosas, mientras más se practique más agilidad se obtiene haciendo más fácil todo el proceso. 

Elementos de la multiplicación

Todos los ejercicios o las operaciones de multiplicación se representan por medio de diferentes elementos que pueden ser muy  variados ya que va a depender directamente de qué tan difícil o compleja sea la operación o, mejor dicho, la representación de la misma.

Cada operación puede ser muy diferente a otra ya que cada una tiene una cantidad específica de números a operar. En este sentido podemos decir que los elementos que se consideran no deben faltar el las multiplicaciones de todo tipo son:  

Los factores: Con este nombre o con el de coeficientes, se conocen todos los números que se pueden ver en medio o dentro de una operación de multiplicación.

No importa que se trate del número que se busca sumar a sí mismo o si se trata del número que indica las veces en que ese número será sumado.

Tenemos que tener presente que cada factor se puede presentar en diferentes cifras que pueden ser de un solo número o de varios, todo esto trae como consecuencia que existan diferentes expresiones, además éstas se pueden ver de manera vertical como horizontal ya que de las dos formas es igualmente válida. 

Por ejemplo en la siguiente multiplicación: 3189 x 25 Todos esos números que se pueden ver son los factores. Al primero se le conoce como multiplicando y al segundo como multiplicador

Los productos intermedios: Este elemento en especial se presenta en esos casos donde la multiplicación contiene más de una cifra, entonces el procedimiento de resolución de esta operación en particular sufre un ligero cambio y es que todo esto causa unos nuevos productos que vienen a ser los productos intermedio que se van a ir acumulando para, cuando llegue el momento, sumarlos y así obtener el resultado final de la operación.

Pueden existir tantos valores intermedio como de cifras que haya en el segundo factor, es decir que si la multiplicación es de tres cifras entonces habrá tres líneas de factores intermedios o, como también son conocidos, factores parciales. Continuando con el ejemplo anterior podemos decir entonces que en la siguiente operación tiene dos líneas de productos intermedio que serían: : 

3189 x 25 =

=15.945 

= 63.780

El producto: Este es el elemento que no podemos notar desde el principio pero que cuando aparece quiere decir que la operación ha llegado a su punto final pues se trata de la conclusión de la misma. Cuando se presenta una multiplicación de más de una cifra entonces el resultado o producto se dará a conocer luego de hacer una suma de todos los productos intermedios.

El producto se coloca en la última fila, línea o espacio de la multiplicación y después de éste no debe ir más nada porque esto puede dar pie a una mala interpretación del resultado de la operación. Para terminar entonces con el ejemplo que hemos estado viendo desde el principio podemos decir que en el caso de la siguiente operación el resultado final o producto sería: 

3189 x 25 =

=15.945 

= 63.780

15.945 + 63.780 = 

= 79. 725

Los signos: Este es uno de los factores que se puede tomar en cuenta como tal porque aparece en la operación pues se trata del signo que indica que se está realizando una multiplicación. En este sentido podemos ver entonces el signo del por en todas las multiplicaciones de manera obligatoria siendo representado por una equis  (x) o por un punto (.).

Si este signo no se usa en la multiplicación se puede confundir fácilmente con cualquier otra, además hay que tomar en cuenta que existe la posibilidad de hacer una suma en los productos intermedios por lo que puede ser más confuso aún no usarlo de la manera correcta.

En caso de hacer una multiplicación de forma horizontal, el signo va entre el primer factor y el segundo, en caso de que se presente de forma vertical entonces se usa al lado izquierdo justo a la altura del segundo factor. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *