Nomenclatura Química Inorgánica: qué es, sistemas y ejemplos

¿Qué es la nomenclatura en la química?

La nomenclatura, al menos en lo que es la química, la conocemos por ser ese conjunto de normas que se utilizan o ponen en práctica para darle nombre a todos los materiales químicos. La nomenclatura se aplicó en los elementos químicos que el hombre conoce y, a medida que surgen nuevos descubrimientos, entonces se le asigna un nombre siguiendo estas normas. 

Este nombre se le asigna al material según sus componentes y se toma en cuenta además la proporción de esos componentes. En la química existe una autoridad o ley que funciona con el fin de poder regular y mantener ordenada la nomenclatura y de este modo hacer que sea universal. 

COmprendemos pues que es un tema de mucha importancia ya que tiene la facultad de nombrar, clasificar y organizar todos los compuestos químicos. Esto permite que con un sólo nombre o término se pueda conocer o identificar qué tipo de elementos componen ese material químico.Además se puede también deducir sus posibles reacciones.

Sistemas de nomenclatura química

En química, existen sólo tres tipos o, mejor dicho, sistemas de nomenclatura que son las siguientes:

El sistema estequiométrico o sistemático (IUPAC)

Este es el sistema de nomenclatura que tiene el trabajo e dar nombre a todos los compuestos que cumplen con una característica en particular. Es que los compuestos son basados en el número de átomos que forman parte de lo que es su molécula básica. Un ejemplo de esto lo vemos en Trióxido de diníquel cuyo compuesto es el Ni2O3.

El sistema funcional, clásico o tradicional

En este caso hablamos de un sistema que utiliza algunos sufijos y prefijos como por ejemplo, oso o ito. Esto según su valencia en cuanto a los elementos que tenga su compuesto. En este caso, tomando en cuenta lo antes explicado, seguimos con el ejemplo anterior, entonces el Ni2O3 le corresponde el nombre de Óxido niquélico.

El sistema STOCK

Se trata de un sistema de nomenclatura química en el cual el nombre que se le da al compuesto debe incluir los número romanos. Además, a manera de subíndice, debe contar con la valencia del número de átomos que se encuentran en lo que es la molécula básica de dicho compuesto. Continuando con el ejemplo del Ni2O3 tenemos como nombre el Óxido de níquel (III). 

Algunas nomenclaturas en la química inorgánica

Los óxidos

Se denominan como un compuesto binario usando el oxígeno y otro elemento cuyo nombre usa prefijos que van según la cantidad de sus átomos de cada molécula de óxido. Un ejemplo de óxido es el trióxido de ditalio y el monóxido de carbono.  En algunos casos existen elementos oxidados metálicos que se conocen como óxidos básicos. EN este caso se llama anhídridos u óxidos ácidos. 

Los peróxidos

Estos son unos que consisten en una relación entre el oxígeno monoatómico y el metal. Estos se nombran igual que los óxidos aunque también deben usar la palabra peróxido. Como un ejemplo de este elemento podemos nombrar al peróxido de calcio y el peróxido de dihidrógeno. 

Los superóxidos

Son aquellos que también se conocen como hiperóxidos. Se dan cuando ocurre una reacción en el oxígeno con una valencia de -1 / 2. Su nomenclatura corresponde a los óxidos, pero en este caso se emplea la palabra hiperóxido y superóxido. Un ejemplo de esto es el hiperóxido de potasio. 

Los hidruros

En este caso particular tenemos a los hidruros que se forman con hidrógeno y la ayuda de otro elemento. Este otro elemento cuando se trata de uno metálico entonces toma la denominación de hidruros metálicos. En el caso que no sea así entonces toman el nombre de hidrácidos. Entonces comprendemos que la nomenclatura de este elemento viene según la naturaleza metálica o no metálica que tenga. Aunque en este caso tienen el privilegio de los nombres comunes. Por ejemplo el amoníaco. 

Los oxácidos

Se encuentran también con el nombre de oxoácidos u oxácidos y, como es su nombre más popular, ácidos. En este punto vemos que la exigencia de su nomenclatura es usar el prefijo que corresponde al número de átomos de oxígeno. En este caso debe ser seguido por la palabra “oxo”. Esta también debe estar unida al “-ato” y después sí se debe usar el hidrógeno. Uno de sus ejemplos es el tetraoxosulfato e hidrógeno.

Los hidróxidos o las bases

Los hidróxidos están formados por una unión entre el óxido básico y el agua. Esto se reconoce cuando se nombra por su grupo que es -OH. Además se debe nombrar, a modo genérico, usando el nombre de hidróxido unido al los prefijos que corresponde que es según la cantidad de grupos de hidroxilos que tenga. Por ejemplo podemos nombrar al dihidróxido de plomo y el hidróxido de litio. 

Las sales

Estos son un producto que viene totalmente de una unión que se da entre algunas sustancias ácidas y otras que se consideran básicas. En este caso reciben su nombre de acuerdo a la manera en la que se clasifican. En este caso pueden ser ácidas, neutras, mixtas o básicas.  

Las que se consideran neutras son aquellas que están formadas debido a la unión de un hidroxilo y un ácido. De esta manera se libera el agua en todo el proceso y se convierten en binarias y ternarias. Las sales ácidas son el resultado del reemplazo del hidrógeno que tiene un ácido por un átomo metálico. Finalmente las básicas se construyen reemplazando el oxidrilo de su base por un átomo metálico. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *