Sujeto (qué es, tipos y ejemplos)

¿Que es el sujeto en la oración?

Desde un punto de vista gramatical, se dice que el sujeto es una de las partes más importantes que compone una oración o, al menos, la mayoría de ellas. Cumple con una función sintáctica dentro de todo el conjunto de una oración de tal forma que debe ser coherente con el verbo tanto en número como en persona. El sujeto es, entonces, esa parte de la oración en donde se puede identificar una persona, animal o una entidad abstracta. Esta realidad o sujeto, desempeña una acción dentro de la oración, viene a ser como el personaje principal de la misma. 

Es importante poder reconocer el sujeto dentro de la oración porque de esta manera sabemos de quién o de qué se está hablando de manera específica y directa. Dentro de la oración el sujeto puede tomar algún papel específico como, por ejemplo, ser paciente, agente, experimentador o causa. Desde un punto de vista más morfológico, entonces se puede tomar varios casos como, por ejemplo, absolutivo, nominativo o ergativo. Sin embargo, desde una óptica meramente sintáctica y tomando en cuenta el análisis generativista menos antiguo, se puede considerar que el sujeto toma una posición de especificador de un sintagma oracional o uno de tiempo. 

El sujeto puede tener diferentes comportamientos tomando en cuanta la lengua en la que se hable. Por ejemplo en el caso de las que son ergativas  tiene un comportamiento un poco extraño pues hay oraciones que son transitivas e intransitivas en donde el sujeto puede ser un argumento externo.

¿Cómo identificar al sujeto dentro de la oración?

Hay que tener presente que el sujeto es un concepto sintáctico que tal vez en algunas lenguas puede usarse algún criterio fonético, semánticos o morfológicos para poder identificarlos, todos son métodos o criterios falibles. Lo mejor es tomar en cuenta la sintaxis. 

En la lengua española, usando la voz activa, se dice que el sujeto de un verbo debe cumplir las siguientes reglas generales: 

  • Debe aparecer precediendo al verbo, esto en caso de oraciones afirmativas. 
  • Se convierte en un agente activo, semánticamente hablando. 

Sin embargo, en los casos donde se presenten oraciones como la que dejamos a continuación:  “Me encanta comer dulces en primavera” Los dos criterios que nombramos anteriormente, no se cumplen. En este caso, es que lo mejor es usar un criterio sintáctico. En este caso sería ideal tomar en cuenta la concordancia en la gramática. Siendo así se consideran las siguientes oraciones: “Me gustan mucho los dulces en primavera” “Me gusta mucho el dulce en la primavera” “Me gustan mucho los dulces el las primaveras”. 

En todos estos ejemplos se destaca la concordancia obligatoria que hay con el verbo en número que es, precisamente, el sujeto. De la misma manera se nota que no forma parte del primer lugar ni viene a ser una agente. 

En el caso de las siguientes oraciones, se puede identificar el sujeto de manera más fácil. A continuación dejamos las oraciones con el sujeto marcado en negritas: 

Los abuelos juegan en el jardín.

Su padre viene de viaje hoy.

Su dolor es ahora muy mínimo.

Llegó a las nueve tu hermano.

Tipos de sujeto

  • El sujeto expresivo o léxico: Es esa clase de sujeto que es fácil de identificar. Que se muestra de manera léxica en la oración. Por ejemplo: María está cansada, Su amigo viene de viaje. 
  • El sujeto sobreentendido: Es ese que se muestra de manera implícita dentro de la oración. En este caso se puede presentar de dos maneras diferentes que explicamos a continuación: 

El sujeto sobreentendido omitido o elíptico: Es el que no se ve explícitamente en la oración sino que se menciona antes por lo que no necesita ser mencionado nuevamente. Además puede que ya haya sido expresado en medio de todos los morfemas verbales. Por ejemplo:En la oración:  “Comemos a las cinco” el sujeto es Nosotros. “Voy a tu casa esta mañana” el sujeto en este caso es Yo.

El sujeto sobreentendido indeterminado: Es el que podemos apreciar en solo algunas oraciones donde el sujeto no se nombra. Esto puede deberse al hecho de que se desconoce el sujeto o porque se decide ocultarlo. Por ejemplo en las oraciones: “Tocan a la puerta” y “Me han dicho que no” Existe un sujeto, solo que es indeterminado. 

  • El sujeto expletivo: Este es el tipo de sujeto que se realiza partiendo de un pronombre pero en tercera persona. Este se expresa de manera fonética y que no tiene ningún significado verdadero o real. Este tipo de sujeto se ve en las oraciones de idiomas como el francés, el inglés y el alemán. Sin embargo es de mucha importancia nombrarlo debido a que entra entre las clasificaciones.  

Criterios semánticos del sujeto

Cuando se habla de los criterios semánticos del sujeto, lo que se busca es poder ver cuál de todos los nombres o sintagmas nominales, tiene un referente que se puede ser: 

  • Agente: Este es el que se encarga de controlar o realizar la acción que el verbo ejecuta. Ejemplo: “El rey ganó la batalla”.
  • Paciente: Este padece toda la acción que realiza el verbo. Ejemplo: “Se vende piso”.
  • Causativo: Es aquel que no ejecuta ninguna acción de manera directa. Ejemplo: “Pedro II realizó la tarea”.
  • Compuesto: Es el que tiene un sintagma nominal que se compone de dos núcleos. Ejemplo: “Manuel y Felipe salieron de paseo”.  
  • Experimentador: Es el que se encarga de designar a un solo participante que forma parte de la predicación verbal. Esto sin ser partícipe de manera consciente o voluntario de un estado o proceso que es predicado por el verbo. Normalmente son sujetos que se encuentran en oraciones del tipo intransitivas y cuando el sujeto expresa o designa alguna actividad mental. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *